Enfermedades y alteraciones: Agorafobia. Síntomas, causas y tratamientos de Agorafobia

Descripción Agorafobia

La agorafobia es uno de los trastornos clasificados como relativos a la ansiedad en los manuales de diagnóstico de psicopatología (así como DSM o CIE, por ejemplo) y se basa en el miedo a determinadas situaciones que pueden conducir a una crisis de pánico. 

Específicamente, se caracteriza por la aparición de ansiedad o comportamiento de evitación en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso), o bien donde sea imposible encontrar ayuda en el caso de que aparezca en ese momento una crisis de angustia o síntomas similares a la angustia, o síntomas similares a la angustia (p. ej., miedo a padecer despeños diarreicos o crisis bruscas de inestabilidad), puede no disponerse de ayuda. Este aspecto constituye el primer criterio para el diagnóstico de la enfermedad.

Esta ansiedad suele conducir de forma típica a comportamientos permanentes de evitación de múltiples situaciones, entre los que cabe citar el estar solo dentro o fuera de casa; mezclarse con la gente; viajar en automóvil, autobús, o avión; o encontrarse en un puente o en un ascensor. Algunos individuos son capaces de exponerse a las situaciones temidas, si bien esta experiencia les produce un considerable terror. A menudo, a estos individuos les resulta más fácil encararse a las situaciones temidas si se hallan en compañía de un conocido. Este aspecto constituye el segundo criterio para el diagnóstico de la enfermedad.

El comportamiento de evitación de estas situaciones puede conducir a un deterioro de la capacidad para efectuar viajes de trabajo o para llevar a cabo las responsabilidades domésticas (p. ej., ir al supermercado, llevar los niños al médico). Esta ansiedad o comportamiento de evitación no puede explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental. Este aspecto constituye el tercer criterio para el diagnóstico de la enfermedad.

Síntomas Agorafobia

En este tipo de situaciones, la persona puede padecer taquicardia, ráfagas de calor/frío, sudor, temblores, sensación de ahogo o hiperventilación, mareo, vértigo, sensación de irrealidad, dolor u opresión en pecho, astenia, náuseas, visión borrosa o pinchazos, entre otros. Frecuentemente aparece miedo de padecer un ataque al corazón, ahogarse o asfixiarse, desmayarse, perder el control o volverse loco, y miedo al propio miedo. 

Tratamientos Agorafobia

La agorafobia suele tratarse a través de distintas aproximaciones. Mientras que pueden usarse diversos fármacos, así como benzodiacepinas o antidepresivos (ISRS), se han observado mejores resultados cuando estos fármacos se acompañan de terapia, o simplemente en el tratamiento con dicha terapia. La más comúnmente aplicada para trastornos de ansiedad, así como la agorafobia, es la terapia cognitivo-conductual, que consiste en un enfrentamiento directo con el problema; sin embargo, pueden aplicarse de otras corrientes, dependiendo del origen de la enfermedad (sistémica, dinámica, etc.).

Recomienda
Expertos en Agorafobia
Tenemos 28 preguntas y respuestas relacionadas con Agorafobia