Tipos de Medicamentos: Prospecto Antidepresivos

Descripción Antidepresivos

Los antidepresivos son un conjunto de fármacos que se administran a aquellos pacientes que padecen depresión o trastornos de un espectro parecido o derivados. Los antidepresivos basan un mecanismo farmacológico en la creencia de que dicha enfermedad está sustentada por un déficit monoaminérgico, en el que pueden estar afectadas una o más monoaminas, como la serotonina, principalmente, la noradrenalina y, en menor grado, la dopamina.

El mecanismo de acción de todos los antidepresivos es el agonismo funcional de las monoaminas. Hay diferentes tipos de antidepresivos, con distintos tipos de mecanismos, pero funcionalmente hacen todos lo mismo. Sin embargo, los antidepresivos pueden tener además otros tipos de agonismos no deseados y pueden producir efectos adversos secundarios a su administración.

Los antidepresivos tricíclicos fueron los primeros diseñados para el tratamiento de la depresión. Su agonismo funciona bloqueando las bombas de recaptación, transportadoras, que recogen la cantidad de neurotransmisor que no se ha usado para la transmisión y se ha quedado en el espacio sináptico. Las tres monoaminas están implicadas en la depresión mayor, pero los tricíclicos actúan sobretodo bloqueando las bombas de Serotonina y Noradrenalina. Como resultado d este agonismo presináptico, tenemos agonismo funcional. Estos fármacos no son, sin embargo, la primera opción para el tratamiento, ya que hay antidepresivos más selectivos, con menos variabilidad de respuesta entre pacientes y con menos impacto biológico en la persona. Entre ellos, encontramos la imipramina, la clomipramina o lamaprotilina.

Otra generación de fármacos antidepresivos son los IMAO (Inhibidores de la Mono-Amino-Oxidasa), que impiden que el enzima degrade el neurotransmisor y, en consecuencia, lo tenemos dispuesto en el espacio sináptico para una nueva transmisión. En este caso, el neurotransmisor ya no está recaptado; si inhibimos su degradación puede volver a ser lanzado. Tampoco son primera elección para el tratamiento de depresión mayor, por las mismas razones que los tricíclicos. Entre ellos encontramos, por ejemplo, la moclobemida.

Por último, la última generación de antidepresivos la constituyen los antidepresivos ISRS (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina). Todos los ISRS tienen en común que son más seguros y tienen menos efectos adversos que los tricíclicos y los IMAOs. Los ISRS bloquean las bombas que recaptan Serotonina. Desde el punto de vista químico, son antagonistas de las bombas de recaptación, hacen que haya más Serotonina en el espacio sináptico y por eso implican un agonismo funcional para la Serotonina. Al inhibir la recaptación, la Serotonina no es transportada a la neurona pre y se queda en el espacio y sináptico e incrementa la respuesta de Serotonina. No hay mecanismos de acción no terapéuticos, sólo el terapéutico: bloqueo de la recaptación de Serotonina. Entre ellos, encontramos el famoso Prozac.

Otros tipos de fármacos antidepresivos son los IRN (Inhibidores de la Recaptación de la Noradrenalina), como la Reboxetina; los IRSN e IRND (Inhibidores de la Recaptación de Serotonina y Noradrenalina, y Noradrenalina y Dopamina respectivamente), como el Bupropión; los NaSSA (Antidepresivos específicos noradrenérgicos y serotoninérgicos), los ASIR (Antagonistas específicos de receptores 5HT2); o los antidepresivos cronobiológicos, como la agomelatina. 

Recomienda
Expertos en Antidepresivos
Tenemos 213 preguntas y respuestas relacionadas con Antidepresivos