Problemas de autoestima

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos en relación a las sensaciones y experiencias que hemos ido incorporando a lo largo de nuestra vida. Esta autovaloración es muy importante, ya que gran parte de los logros en nuestra vida y del desarrollo de nuestro potencial dependen de la autoestima. De este modo, las personas que presentan una buena autoestima, son más capaces de enfrentarse y resolver los retos y las responsabilidades que la vida plantea. 

Si tenemos en cuenta la definición que la OMS (Organización Mundial de la Salud) realiza sobre el que entendemos por salud “Estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente ausencia de afecciones o enfermedades” (OMS, 2010), parece evidente que la autoestima juega un papel muy importante en el desarrollo y mantenimiento de este estado de completo bienestar físico, mental y social. 

La autoestima también está considerada un factor de protección importante a la hora de prevenir trastornos relacionados con la conducta alimentaria y de la imagen corporal, adicciones, depresión, conductas sexuales de riego, etc. En definitiva, la autoestima está considerada un factor de protección específicoes decir, reduce la probabilidad de sufrir problemas de tipo psicológico y social en general.

Una autoestima saludable es fundamental, ya que favorece un mejor estado de ánimo y estado de bienestar general, favorece la motivación y energía para conseguir objetivos y superar de forma saludable fracasos. También favorece el respeto hacia uno mismo y la capacidad de protección de los propios intereses y derechos de la persona y permite también hacer uso de las propias habilidades y capacidades con satisfacción. 

¿Cómo puedo saber si tengo una buena autoestima? 

Existen unos indicadores que pueden ayudarnos a conocer si presentamos una baja autoestima, algunos de estos son:

  • La autocrítica rigurosay exagerada que lleva a una insatisfacción permanente sobre uno mismo.  
  • La hipersensibilidad a la crítica: ser demasiado sensible a las críticas crea un sentimiento de ser atacado por los demás. Cuando acontece un fracaso propio se acostumbra a culpar a los demás  o a las circunstancias.  Esto, a demás, genera un resentimiento hacia las personas que realizan las críticas. 
  • La indecisión crónica debida al miedo exagerado a equivocarse y al qué pensaran los demás.
  • El deseo excesivo por complacer a los demás que se manifiesta en la incapacidad de decir  ‘no’ por miedo a no gustar y a perder la buena opinión que los demás tienen de la persona. 
  • El perfeccionismo  manifiesto en base a la autoexigencia de que todo tiene que salir perfecto. Esto lleva a sentimientos de frustración exagerada cuando  las cosas no salen como se esperan. 
  • La culpabilidad excesiva en la que se la persona se justifica por conductas que no siempre son malas y la tendencia a exagerar los errores y a no perdonárselos nunca. 
  • La hostilidad e irritabilidad. La tendencia a estar siempre nervioso  y fácilmente  irritable. 
  • Las tendencias depresivas que hacen que se vean siempre las cosas de manera negativa, respecto a su vida, a su futuro y a uno mismo. 
  • La apatía para hacer cosas o la incapacidad para sentir placer, así como las dificultades para sentirse bien. 

¿Qué hacer delante de problemas de autoestima? 

Hoy en día existen muchas herramientas  y estrategias para trabajar la  autoestima. El problema es que normalmente, las personas con una baja autoestima no saben qué hacer o creen que no existe ninguna posibilidad de cambio, delante de este problema, es recomendable  acudir a profesionales  especializados en este tipo de problemas.

Recomienda
Expertos en Problemas de autoestima
Tenemos 20 preguntas y respuestas relacionadas con Problemas de autoestima
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.