Enfermedades y alteraciones: Fobia social. Síntomas, causas y tratamientos de Fobia social

También conocida como trastorno de ansiedad social, la fobia social es el miedo ante situaciones reales o anticipadas de carácter social, es decir, cuando la persona tiene que relacionarse o actuar en presencia de otros, especialmente, si son desconocidos. Los temores están relacionados con hacer el ridículo, ponerse nervioso, ser juzgado o recibir críticas. Estas situaciones generan una intensa ansiedad, que puede llegar a convertirse en ataque de pánico. Es uno de los trastornos mentales más comunes y suele desencadenarse en la adolescencia. Las causas son múltiples: la predisposición genética, el temperamento, el aprendizaje de miedos en la infancia... 
Existen dos tipos de fobias sociales: la de carácter generalizado, en la que la ansiedad se produce en un variado abanico de situaciones; y la de tipo específico, que se encuadra en circunstancias más concretas, como hablar en público, ser observado por los demás, comer delante de otros o relacionarse con personas del sexo opuesto. Las personas que padecen fobia social tratan de evitar a toda costa exponerse a la interacción social y, en caso de que no sea posible, las viven con un profundo malestar emocional que, a la postre, les crea sentimientos de aislamiento, soledad e insatisfacción.

El síntoma más habitual es la conducta de escape o evitación, lo que significa que la persona trata de evitar o escapar de situaciones en las que tenga que estar con otros. También se dan otros déficits en el comportamiento, como baja fluidez verbal o no mirar a los ojos cuando le están hablando. En el plano fisiológico, pueden darse diferentes manifestaciones, desde rubor facial (el clásico ponerse rojo) hasta sudoración, palpitaciones, dolor de estómago, tensión muscular o temblores. En cuanto a los pensamientos o ideas que suelen ir asociadas a esta fobia, podríamos destacar la atención excesiva sobre uno mismo, es decir, creer que todos están pendientes de uno; anticipar que la situación resultará catastrófica y se fracasará socialmente y guiarse por creencias preconcebidas sobre uno mismo, como que no se es capaz de estar a la altura o que no caerá bien a nadie, lo que entraña una baja autoestima.

Los tratamientos que están mejor estudiados incluyen técnicas de relajación, habilidades sociales, reestructuración cognitiva y exposición progresiva a las situaciones temidas. A través de esta terapia, que puede durar entre 15 y 20 sesiones, se van transformando los pensamientos negativos e irracionales sobre uno mismo por otros más positivos y ajustados a la realidad; se enseñan técnicas de respiración y relajación para rebajar los niveles de ansiedad y herramientas para comunicarse adecuadamente con los demás; y se expone al paciente a situaciones sociales (como ir a una tienda y probarse varias cosas sin comprar nada, preguntar algo a desconocidos por la calle, acudir a eventos, hablar con personas del sexo opuesto…).

Recomienda
Expertos en Fobia social
Tenemos 36 preguntas y respuestas relacionadas con Fobia social
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.