Descripción Empatía

Se conoce la empatía como la cualidad del ser humano de entender a los demás, de ponerse en su lugar; a grandes rasgos, de comprender lo que sienten. En Psicología se distinguen dos tipos de empatía. Por un lado, es describe la empatía emocional, que se relaciona con la capacidad de comprender los sentimientos y afecciones de los demás; por otro lado, la empatía cognitiva consiste en la habilidad de entender los puntos de vista y perspectivas de las demás personas.

En los humanos, la capacidad de ser empáticos se desarrolla a lo largo del paso de los años. A la edad de un año, los bebés demuestran conductas rudimentales de empatía acerca de las intenciones y objetivos de los demás. Cerca de los dos, los niños muestran conductas de empatía hacia los estados emocionales de los demás, y son capaces de “actuar” simulando algo con un fin, para lo cual es necesario entender las creencias de los demás y sus intenciones. Sin embargo, no es hasta los 4 años, cuando los niños son presentes de mostrar conductas relativas a la denominada “teoría de la mente”, que se corresponden con la capacidad de sentir empatía. Finalmente, la forma más compleja y elaborada de empatía se alcanzará con la madurez, en la edad adulta.

Tanto en la adultez como en el desarrollo, es pues, evidente en ciertos casos, que hay alteraciones de la capacidad empática. Durante el desarrollo, los niños que padecen trastornos del espectro autista pueden mostrar problemas en sentir empatía en sus iguales. En la adultez, mientras que se ha descrito la alexitimia como la incapacidad de detectar y entender los estados emocionales de los demás, el trastorno que presenta peor o nula capacidad empática es la psicopatía, en el que sus pacientes presentan, como síntoma cardinal, incapacidad para comprender la faceta emocional de las personas y sus posibles variaciones, así como sus distintos puntos de vista y perspectivas. A pesar de que no se conoce bien su base neuroanatómica, se relaciona la actividad de las neuronas espejo con la teoría de la mente y, por ende, con la capacidad empática. A grandes rasgos, las neuronas espejo son aquellas neuronas que se activan mientras visualizamos o compartimos experiencias sensoriales con los demás, haciendo que nuestro cerebro presente una actividad neurológica que mimetiza aquello que hacen los que estamos visualizando. En este caso, la actividad empática se relaciona en especial con el giro frontal inferior, pero la base neuroanatómica de la función empática está todavía por descubrir. 

Recomienda
Tenemos 26 preguntas y respuestas relacionadas con Empatía
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.