Sistemas y aparatos del cuerpo humano: Aparato digestivo

Descripción Aparato digestivo

 

El aparato digestivo en realidad es como un tubo muy largo que sufre modificaciones anatómicas. El comienzo es la boca y el final es el ano. En el ser humano puede medir hasta 12 metros de largo más o menos.    

Consta de un conjunto de órganos que van desde la boca, pasando por la faringe, el esófago, después siguen el estómago y los intestinos, el delgado y el grueso.  Además contiene las glándulas salivales, el hígado y el páncreas que en conjunto permiten el proceso de digestión, absorción de los nutrientes de los alimentos y excreción de los productos de desecho, la defecación y también se relaciona con los riñones que permiten excretar la orina.

En todos los animales monogástricos el proceso de la digestión es igual, transformando el alimento que comemos en unidades más pequeñas y sencillas que son las grasas (lípidos),  proteínas y azúcares (glúcidos). Para que esto ocurra el aparato digestivo utiliza enzimas digestivas secretadas por el mismo estómago, el hígado y el páncreas.

La boca es el inicio del tracto gastrointestinal o conducto alimentario. Su función es triturar los alimentos hasta hacerlos más pequeños y ablandarlos con la saliva que es producida por las glándulas salivales o parótidas.

Sigue el esófago tiene como función transportar los alimentos ya convertidos en bolo alimenticio al estómago. Tiene una longitud aproximada de 20 cm. El bolo llega al estómago a través del cardias y  mediante la peristalsis, que son movimientos de contracción y dilatación del mismo.

El estomago no sólo sirve para almacenar la comida, sino que también produce el ácido clorhídrico (HCl), la mucosa gástrica (para protegerlo del ácido cuyo pH es 1) y otras hormonas como el factor intrínseco para la absorción de la vitamina B12, el péptido inhibidor gástrico (PIG), la gastrina, la secretina, el pepsinógeno y la colecistoquinina (CCK). Principalmente se realizan la digestión de los lípidos y las proteínas. Gracias al HCl se eliminan casi todas las bacterias que provienen del bolo alimenticio.

A través del duodeno pasa al intestino delgado que junto con el páncreas que secreta hormonas y el hígado que produce la bilis y a través de las microvellosidades del intestino delgado permiten la absorción de los nutrientes del bolo alimenticio. El intestino delgado mide aproximadamente 25 a 30 cm cuya parte más cercana al estómago se llama yeyuno y la parte distal (la más alejada) se denomina íleon.

El páncreas es una glándula que está íntimamente relacionada con el duodeno.  Produce tanto el jugo pancreático y hormonas como la insulina que permite la absorción posterior de la glucosa. 

El hígado, la mayor víscera del cuerpo humano, excreta la bilis.  Ésta se almacena y concentra en la vesícula biliar que luego es conducida al duodeno a través de los conductos biliares y desemboca estómago por un conducto que se denomina colédoco.

Una vez que el alimento haya sido procesado por las hormonas del páncreas, la bilis del hígado y absorbido por el intestino delgado, pasa al intestino grueso.

El intestino grueso está comunicado por el delgado por la válvula llamada iliocecal.  Es ahí donde se encuentra el apéndice cecal o apéndice vermiforme que no tiene función alguna. Algunas veces se inflama produciendo la apendicitis. En este caso el apéndice debe ser resecado y extraído porque si no se hace puede producir peritonitis que es una enfermedad muy grave con consecuencias mortales.

Desde la válvula iliocecal hasta el recto y el ano es el intestino grueso. El intestino grueso describe una serie de curvas, mide cerca de 160 cm y llega hasta el recto y finalmente al ano.  Alrededor de esta zona existen las venas hemorroidales que cuando se inflaman son las causantes de las hemorroides o “almorranas”.

Recomienda
Tenemos 59 preguntas y respuestas relacionadas con Aparato digestivo
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.