QUISTE DE BAKER. QUISTE POPLÍTEO

 

Introducción

En 1877, William Morrant Baker describió un cuadro clínico caracterizado por dolor y tumefacción en el hueco poplíteo, producido por una prolongaciónquística de la sinovial de la  rodilla con la que estaba conectada a través de un estrecho conducto (figura 1).

La región poplítea se sitúa en la cara posterior de la rodilla, posee una piel delgada, y distensible.En profundidad se encuentra el hueco poplíteo, cuya forma es de rombo con eje mayor verticaly cuyos límites se reflejan en la figura 1. En él se disponen la arteria y la vena poplítea junto con los ganglios linfáticos poplíteos profundos y el nervio isquiaticocon sus ramas tibial y peronea. Los vasos sanguíneos y el nervio están separados por tejido graso. 

 

Concepto.

Los quistes son bolsas con un contenido seroso (líquido o semilíquido). Los quistes sinoviales son dilataciones en forma de bolsa tapizados en su interior por membrana sinovial capaz de producir líquido sinovial. Los quistes sinoviales de localización poplítea suelen ser consecuencia de enfermedades que afectan la rodilla o a las bolsas sinoviales que normalmente existen en la cara posterior de esta articulación,originándose mayoritariamente en comunicación con la cavidad articular de la rodillae introduciéndose en el espacio entre los músculos gastrocnemio-semimembranoso.

Los quistes poplíteos primariosson más frecuentes en niños, no se comunican con el espacio articular ni se asocian a otras patologías de la rodilla.

Los quistes poplíteos secundarios se comunican con la articulación y están relacionados con lesiones intraarticulares, tales como roturas meniscales, lesiones del ligamento cruzado anterior, artrosis, artritis séptica, sinovitisvillonodularpigmentada y enfermedades reumáticas inflamatorias sistémicas.

 

Epidemiología.

La frecuencia con la que localizan los quistes poplíteos depende de las técnicas de imagen utilizadas, sobre todo ecografía y resonancia magnética. La prevalencia se ha estimado en diversos estudios entre el 5% y el 20% de los adultosque consultan por dolor en la rodilla.

 

Manifestaciones clínicas.

Los síntomas y signos más frecuentemente inducidos por los quistes poplíteos sondolor local que empeora con la flexión de la rodilla y sensación de ocupación del hueco poplíteo. En los casos más voluminosos, el quiste también es palpable visible (figura 2). En la mayoría de los pacientes adultos, los síntomas derivan de los procesos asociados a los quistes de Baker como las roturas meniscales (sobre todo del menisco interno), artrosis, condrocalcinosis, artropatía por urato, artritis reumatoide, artritis psoriásica etc. La mayoríade los quistes tienen menos de 2 cm de diámetro y se ubican en la parte interna del hueco poplíteo. Es menos habitual que se localicen en la parte lateral. Muchos pequeños quistes son asintomáticos, pero los de gran tamañopueden romperse y el líquido sinovial fluye a través de los compartimientos entre los músculos y fascias de la pierna, desencadenando tumefacción difusa y dolor. Esta situación clínica imita una tromboflebitis profunda y se conoce como pseudotromboflebitis. En raras ocasiones, también puede verse comprometida  la vena safena menor desencadenando una verdadera tromboflebitis. La presión sobre ramas nerviosas puede simular una ciatalgia.

 

Diagnóstico.

El diagnóstico se sospecha mediante la exploración física y se confirma con técnicas de diagnóstico por imagen, concretamente la ecografía y la resonancia magnética. Las radiografías simples no aportan información significativa. Los análisis de laboratorio tienen interés en el control de la actividad de las enfermedades reumáticas inflamatorias que pueden provocar los quistes poplíteos.

Los quistes de Baker deben ser diferenciados de las trombosis venosas profundas, los aneurismas de la arteria poplítea, hematomas,tumores de la región poplítea (incluido el sarcoma sinovial) y las várices.

 

Tratamiento.

Buena parte de los quistes poplíteos de los niños revierten espontáneamente. La mayoría de los quistes de Baker de pequeño tamaño secundarios a patología de la rodilla mejora sin medidas especiales, tratando los procesos que involucran la articulación: roturas meniscales, artrosis, enfermedades reumáticas inflamatorias u otros problemas. En algunos casos sintomáticos, se consigue una mejoría duradera con la punción aspirativa del quiste y la infiltración del mismo mediante esteroides de depósito (figura 3). Sólo los de mayor tamaño y complicados con compromiso vascular o nervioso requieren tratamiento quirúrgico. 

Recomienda
Tenemos 3 preguntas y respuestas relacionadas con Quiste sinovial de Baker
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.
Enfermedades y alteraciones