¿Qué son las bursitis?

Las bolsas serosas son estructuras saculares cuya función es reducir la fricción entre tejidos (piel, tendones, huesos, ligamentos). Están revestidas de sinovial, membrana productora de líquido rico en hialurónico, lubricante y viscoso. Hay algo más de 140 bolsas sinoviales distribuidas en toda nuestra anatomía. Según su localización se diferencian en bolsasprofundas, desarrolladas durante la vida intrauterina; bolsas superficiales, formadas en los meses que siguen al nacimiento y bolsas adventicias, cuya génesis ocurre en adultos cuando se producen roces excesivos durante largos periodos de tiempo. Los nombres de las principales bolsas superficiales y profundas derivan de su localización anatómica (tabla 1) y algunas se representan en las figuras 1-3.

Las bursitis son procesos inflamatorios de las bolsas sinoviales cuyas causas incluyen traumatismos, infecciones, artritis reumatoide, enfermedades del tejido conjuntivo (lupus eritematoso sistémico, esclerodermia, dermatomiositis-polimiositis, enfermedad mixta del tejido conjuntivo, síndromes de superposición), vasculitis, espondiloartritis (espondilitis anquilosante, artritis psoriásica, artritis reactivas, artritis enteropáticas –asociadas a enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa-, espondiloartritis indiferenciadas), además de artropatías por depósito de microcristales como gota o condrocalcinosis. 

Los síntomas (dolor, impotencia funcional y, en las localizaciones superficiales, tumefacción) se distribuyen de acuerdo con la bolsa sinovial involucrada y su intensidad depende de la causa que la provoqueel proceso inflamatorio.

Las bolsas sinoviales superficiales están más expuestas a traumatismos directos, sobre todo las situadas bajo el olecranon del codo (figura 1) y la que permite el deslizamiento de la piel sobre la rótula (bolsaprepatelar) (figura 2). Estas localizaciones son también las más susceptibles de sufrir

infecciones (bursitis sépticas), favorecidas por las frecuentes heridas y erosiones en la piel que las recubre. La mayoría de las bursitis sépticas se deben a estafilococos, sobre todo estafilococo dorado (> 75% casos). Los carpinteros que colocan suelos de madera o parquet, los albañiles, fontaneros y otras profesiones en las que la se permanezca arrodillado durante largos periodos de tiempo tienen mayor probabilidad de bursitis prepatelar y pretibial.

 

Frente a lo que ocurre en las bolsas sinoviales superficiales, las situadas en profundidad tienen una menor propensión a experimentar infecciones y, cuando ello ocurre, los microorganismos suelen acceder a través del torrente circulatorio. Sin embargo, las bolsas profundas pueden inflamarse como consecuencia de sobrecargas mecánicas, esfuerzos inusuales,microtraumatismos de repetición en el contexto de actividades deportivas o laborales así como consecuencia de procesos que afectan a tendones o ligamentos adyacentes (figuras 3 y 4). Las enfermedades reumáticas sistémicas y trastornos autoinmunes pueden cursar con bursitis en varias localizaciones a lo largo de su curso clínico. Debemos recordar que todas las enfermedades que producen inflamación sinovial, además de las articulaciones, pueden implicar las vainas de los tendones y las bolsas serosas.

 

 

Mediante una cuidada exploración física y sobre la base de la anamnesis, el médico establecerá la sospecha clínica de bursitis y determinará las técnicas de imagen más adecuadas para confirmar la sospecha. Si las circunstancias lo exigen, solicitará adicionalmente ciertos parámetros de laboratorio (que incluyen velocidad de sedimentación globular, proteína C reactiva, hemograma y datos bioquímicos) y procederá a realizar una punción aspirativa del líquido sinovial contenido en la bolsa. El análisis de dicho fluido es básico cuando se sospecha una bursitis por ácido úrico o por pirofosfato y, sobre todo, cuando se sospecha una bursitis bacteriana, en la que el cultivo permitirá aislar el microorganismo causal en la gran parte de las ocasiones.

Las bolsas sinoviales situadas en la porción posterior del pie (retropié) están sujetas a presiones, roces y estrés mecánico que pueden inducir en ellas un proceso inflamatorio. El principal diagnóstico diferencial de las bursitis de dicha localización (retrocalcánea y retroaquílea)son las tendinitis aquíleas(figura 5).

 

El tratamiento de las bursitis depende de la causa e intensidad de la sintomatología. Los procesos más  graves son los infecciosos que, como se ha reseñado anteriormente, comprometen sobre todo a las bolsas superficiales y requieren repetidas punciones aspirativas con lavado bursal, antibioterapia sistémica y, eventualmente, cirugía. Los reumatólogos y los cirujanos ortopédicos son los especialistas con mayor experiencia y formación más adecuada para el diagnóstico y tratamiento de las bursitis.

 

 

Recomienda
Tenemos 5 preguntas y respuestas relacionadas con Bursitis reumatoide
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.
Enfermedades y alteraciones