¿Qué son los anticuerpos antinucleares (ANA)?

Introducción:

El fenómeno de autoinmunidad está conceptualmente asociado a Paul Ehrlich, quien, a comienzos del siglo XX, sugirió la posibilidad de que el sistema inmunitario reaccionaracontra los propios tejidos desencadenando una enfermedadautoinmune. En situaciones “normales” se observan algunos fenómenos de autoinmunidad, por lo que es sólocuandoestos inducendañosen tejidos y órganos propios cuandoson consideradospatológicos.En muchas de las enfermedades autoinmunes se objetivan autoanticuerpos, es decir,inmunoglobulinas con especificidad para componentesantigénicos de los tejidos propios. Algunos auto-anticuerpos no intervienen en reacciones que comportan daño tisular,sin embargo esto si ocurre en muchas enfermedades autoinmunes. Por ello, la detección deautoanticuerpos en el suero de los pacientes que las sufren suele ser de ayuda parasu correcta clasificación.

Algunos autoanticuerpos reaccionan contra antígenos compartidos por casi todas las células mientras que otros lo hacen selectivamente contracomponentes ubicados en tejidos y órganos específicos. Los anticuerpos dirigidos contralos antígenos comunes a todas las células casi siempre se asociancon enfermedades de carácter sistémico como artritis reumatoide,síndrome de Sjögren, lupus eritematoso sistémico (LES), esclerosis sistémicao la polimiositis-dermatomiositis. Los anticuerpos específicosde órgano suelen estar implicados en enfermedades limitadas adichos órganos, entre otras, tiroiditis autoinmune, enfermedad de Graves-Basedow, diabetes mellitus autoinmune, anemia hemolítica autoinmune,hepatitisautoinmune, pénfigobulloso, miastenia gravis o el síndrome de Goodpasture.

 

Autoanticuerpos contra antígenos nucleares (anticuerpos antinucleares: ANA)

Se trata de anticuerpos dirigidos contra antígenospropios situados en los núcleos de las células de múltiples tejidos y órganos, motivo por el que se relacionan con enfermedadesde carácter sistémico. En el núcleo de las células eucariotas, como las humanas, están los ácidos nucleicos, sobre todo ácido desoxirribonucleico (DNA). Estos ácidosnormalmente se hallanunidosa proteínas entre las que cabe destacar las histonas. El conjunto

 

ácido nucleico-proteína forma la cromatina (figura 1B), compleja estructura molecular, contra la cual van dirigidos algunos autoanticuerpos en varias enfermedades autoinmunes sistémicas como los anticuerpos anti-DNA, anti histonas o anti centrómero. Aquellos antígenos que reaccionan con los anticuerpos antinucleares yque pueden extraerse de las células usando solución salinason denominados antígenos extraibles delnúcleo (ENA). A los anticuerpos dirigidos contra los antígenos extraibles del núcleo (ENA) se les llama anti-ENA. Los principales anti ENA son los anticuerposantiribonucleoproteínas (anti-RNP), anti-Smith (anti-Sm),anti SS-A/Ro, anti SS-B/La y antitopoisomerasa I (anti-Scl-70) que pueden detectarse de forma conjunta o individual.

En la tabla 1 se resumen algunas de las situaciones clínicas asociadas a la presencia de ANA. Las entidades señaladas con asterisco son aquellas en las que la determinación de ANA tiene mayor relevancia, pues ayuda a la correcta clasificación o al diagnóstico. Debe tenerse en cuenta que pueden aparecer ANA en personas normales, sobre todo a bajas concentraciones y que la presencia de estos auto-anticuerpos se incrementa con la edad. La técnica inicial para la detección de ANA es actualmente la inmunofluorescencia indirecta, pues resulta barata, sencilla y reproducible. Su principal inconveniente es la escasa especificidad y la necesidad de experiencia en su interpretación. La posibilidad de que se produzca un falso negativo es muy baja (< 2%)(figura 2).

 

 

¿Cuándo solicita el médico la determinación de ANA?

Los ANA serán solicitados por el facultativo ante la sospecha de enfermedades autoinmunes sistémicas, sobre todo cuando los síntomas y signos clínicos sean sugestivos de LES, esclerodermia, enfermedad mixta del tejido conjuntivo, dermatomiositis-polimiositis, síndrome de Sjögren, artritis reumatoide o artritis idiopática juvenil. Además, se solicitarán cuando haya datos de hepatitis autoinmune y en el estudio del fenómeno de Raynaud (figura 3D).

 

Con algunas excepciones, los ANA detectados mediante inmunofluorescencia indirecta no son proporcionales a la actividad clínica de las enfermedades autoinmunes ni suponen la presencia de síntomas concretos. La existencia de ANA en niños con artritis idiopática juvenil se asocia a inflamación crónica del iris y cuerpo ciliar del globo ocular (iridociclitis crónica) y puede provocar secuelas graves.

Para identificar el tipo preciso de ANA se dispone de técnicas de laboratorio como hemaglutinación pasiva, precipitación en geles de agarosa, radioinmunoensayo, inmunotransferencia, ELISA y otros sistemas, algunos automatizados.

En esta breve nota divulgativa no procede abordar las complejas asociaciones entre los distintos patrones de ANA, las especificidades de los ANA y las enfermedades autoinmunes sistémicas.

Los médicos también podrán valorar la solicitud de otros anticuerpos según el tipo de enfermedad reumática inflamatoria autoinmune sospechada. De este modo, además del factor reumatoide, ya comentado anteriormente (http://www.doctuo.es/pruebas-medicas/factor-reumatoide),puede requerirse la determinación  de anticuerpos dirigidos contra los péptidos citrulinados (relacionados con la artritis reumatoide), anticuerpos antifosfolipídicos (característico del síndrome antifosfolipídico primario o secundario a LES y otras enfermedades autoinmunes sistémicas), anticuerpos anticitoplasma de neutrófilo (ANCA), propios de algunas enfermedades autoinmunes de los vasos sanguíneos (vasculitis) así como de algunas enfermedades del glomérulo renal (glomerulonefritis necrotizante), aunque también pueden observarse en las enfermedades inflamatorias intestinales y hepatitis autoinmunes, entre otras entidades.

En resumen, el espectro de las enfermedades autoinmunes sistémicas en el que se pueden detectar ANA es amplio y complejo. Los diversos tipos de ANA deben ser correctamente interpretados en función de datos clínicos y de laboratorio y nunca debe olvidarse que la presencia de ANA, por sí misma no implica enfermedad, sobre todo a títulos bajos.

 

Recomienda
Tenemos 25 preguntas y respuestas relacionadas con Anticuerpos antinucleares
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.