¿Qué efectos secundarios puede tener una sobredosis de litio?

  • 3 Respuestas
  • 432 visitas
  • Dr. Alfonso Chinchilla Moreno
    86

    Hace 6 años Dr. Alfonso Chinchilla Moreno respondió:

    Psiquiatra (Madrid)914 130...Ver teléfonoLlamar

    A partir de 1,5-2 miliequivalentes/litro puede ser tóxico y puede dar una clínica más o menos grave, fundamentalmente se manifiesta con temblor grosero, náuseas, vómitos, ataxia, visión borrosa y, sobre todo, si es muy alta, un estado de coma y, a veces, incluso la muerte. En casos de sobredosis se necesita la diálisis peritoneal o hemodialisis para limipiar el organismo de litio via ingreso en una unidad UVI.

  • Dr. Fernando  Carrato Vaz
    99

    Hace 6 años Dr. Fernando Carrato Vaz respondió:

    Psiquiatra (Barcelona)

    El litio es un psicofármaco utilizado para el tratamiento del trastorno bipolar Los factores desencadenantes en la sobredosificación pueden ser el incremento de las dosis, deshidratación, interacción con fármacos que modifican la litemia o el desarrollo de insuficiencia renal en pacientes con tratamientos a largo plazo. La manifestación clínica predominante es la afectación neurológica, que puede acompañarse de alteraciones electrocardiográficas (superponibles a las de la hipopotasemia), y gastrointestinales. Los casos graves pueden presentar complicaciones cardiovasculares mortales.

  • Dr. José  Orta Rodríguez
    99

    Hace 6 años Dr. José Orta Rodríguez respondió:

    Psiquiatra (Granada)

    En cualquier caso, ante la sospecha o certeza de una sobredosis -accidental o voluntaria- de litio, es aconsejable acudir al servicio de Urgencias más cercano. Después de tomar demasiado litio, usted podrá tener síntomas como: Diarrea, Mareo, Náuseas, Dolores estomacales, Vómitos, Debilidad... Usted también podrá algunos de los siguientes síntomas neurológicos, dependiendo de la cantidad de litio que haya tomado: Coma (disminución del nivel de conciencia, falta de reacción), Temblores en las manos, Descoordinación de brazos y piernas (ataxia), Fasciculaciones musculares, Convulsiones, Mala pronunciación, Movimientos oculares incontrolables (nistagmo) En casos muy poco frecuentes, se pueden presentar problemas cardíacos.