Síntomas: Dolor cervical. Causas y tratamientos de Dolor cervical

Descripción Dolor cervical

El dolor cervical o dolor en el cuello, es el dolor debido a la lesión o contractura de cualquiera de las estructuras que forman el cuello: músculos, nervios, ligamentos, huesos y discos intervertebrales, este dolor puede extenderse hacia estructuras cómo la cabeza, hombros, brazos o mandíbula. Se calcula que un 68% de la población adulta ha sufrido o sufrirá dolor cervical a lo largo de su vida.

Causas

La causa más común del dolor cervical es la tensión o distensión muscular que puede derivarse de adoptar una mala posición con el cuello forzado de forma repetida (por mala posición al dormir, la pantalla del ordenador mal posicionada, mala postura al leer o ver la TV etc.).

Otras causas abarcarían:

  • Accidentes con fractura de las vértebras, latigazos cervicales, esguinces, ruptura de disco etc.
  • Fibromialgia
  • Cáncer que afecte la columna vertebral
  • Pequeñas fracturas por osteoporosis
  • Estenosis raquídea (estrechamiento del conducto raquídeo)
  • Artrosis
  • Escoliosis
  • El dolor cervical puede ser la expresión de una tensión emocional debida a preocupaciones, estrés, depresión, ansiedad etc.

Síntomas Dolor cervical

Los síntomas dependen de la estructura que esté afectada, aunque suele tenerse dificultad para mover el cuello (cuello rígido), entumecimiento o espasmos musculares, dolor y tensión de los músculos del cuello, hormigueo o debilidad que puede llegar hasta el brazo.

Tratamientos Dolor cervical

En función de la gravedad de los síntomas deberá consultar con su médico el tratamiento a seguir.

  • Suspenda la actividad física durante los primeros días
  • Analgésicos tipo Ibuprofeno o Paracetamol
  • Aplicar hielo en el área dolorida los primeros 2-3 días y después aplicar calor
  • Realice ejercicios de estiramiento del cuello: encogerse de hombros, girar lentamente la cabeza etc.
  • Aplicar masajes suaves en la zona dolorida
  • A veces, dormir sin almohada ayuda a aliviar los síntomas

Si, a pesar de estos cuidados, no presenta mejora en una semana o si padece fiebre acompañando a los síntomas antes mencionados, acuda a su médico. Por otra parte si el dolor es producto de un traumatismo por accidente acuda a su médico de forma urgente.

Para prevenir la aparición de este dolor cervical, es importante utilizar técnicas de relajación para prevenir la tensión y el estrés a nivel del cuello, realizar ejercicios de estiramiento especialmente al hacer ejercicio, adoptar una buena postura, cambiar de posición si se está quieto durante mucho tiempo, controlar la buena calidad de la almohada y el colchón en el que dormimos etc.

Pruebas diagnósticas Dolor cervical

El diagnóstico en general se hace mediante un examen físico del paciente y mediante la descripción que haga el paciente del dolor y de sus causas. En caso de necesitarlo y si el dolor persiste de 4 a 6 semanas, se realizarán radiografías del cuello, TC de cuello o cabeza, resonancia magnética del cuello (para valorar presencia de tumores) y/o hemograma (para evaluar enfermedad infecciosa o reumática).

Recomienda
Expertos en Dolor cervical
Tenemos 97 preguntas y respuestas relacionadas con Dolor cervical