POLIARTROPATÍA INFLAMATORIA

El término poliartropatía inflamatoria, también llamado “artritis”, incluye todas aquellas enfermedades reumáticas en las que el proceso desencadena inflamación de la articulación, la cual se caracteriza por hinchazón, enrojecimiento, aumento de temperatura cutánea, dolor e incapacidad funcional. Dependiendo de la gravedad del proceso se pueden dar todos los síntomas juntos, o faltar alguno. Cuando la intensidad de la inflamación es alta y mantenida, pueden aparecer también síntomas sistémicos, como fiebre, cansancio, pérdida de apetito, pérdida de peso. Dependiendo del número de articulaciones afectadas, podemos hablar de monoartritis, cuando sólo se afecta a una articulación, oligoartritis cuando afecta a menos de cuatro articulaciones, y poliartritis si afecta a cuatro o más articulaciones.

Causas de la artritis

Existen múltiples causas que pueden provocar la aparición de artritis, siendo las principales las siguientes:

  • Enfermedades autoinmunes: son aquellas en las que el propio sistema inmune deja de reconocer como propio algunos componentes del organismo, como las articulaciones y otros órganos, y los lesiona provocando la enfermedad. Entre las más frecuentes se encuentran las siguientes: Artritis reumatoide, Lupus eritematoso sistémico, Polimiositis-dermatomiositis, Esclerosis sistémica progresiva, Síndrome de Sjögren, Artritis idiopática juvenil, Vasculitis sistémicas, Espondilitis anquilosante, Artritis psoriásica, Artritis enteropáticas.
  • Artropatía microcristalina: se producen por depósito de cristales en la articulación, siendo los más frecuentes el urato y el pirofosfato, dando lugar a la Gota y la Enfermedad por depósito de pirofosfato (condrocalcinosis), respectivamente.
  • Artritis infecciosas: las causas pueden ser Virales (Hepatitis B y C, Parvovirus B19, Rubéola, Virus de la inmunodeficiencia humana, Citomegalovirus, Virus de Epstein-Barr…), Bacterianas (Gonococo, Meningococo, Estafilococo, Enfermedad de Lyme, Brucelosis…), y menos frecuentemente, también se pueden producir por hongos y parásitos.
  • Cuadros postinfecciosos o reactivos, llamadas artritis reactivas, en las que la infección se encuentra en otra localización, pero se produce una reacción inflamatoria en la articulación sin estar el agente infeccioso en la misma.
  • Otras causas, menos frecuente, es la aparición de artritis en relación con el cáncer, enfermedades de las glándulas endocrinas (tiroides fundamentalmente), trastornos del metabolismo de los lípidos, y algunas enfermedades de la sangre, entre otras.

 

Síntomas de la artritis

Además de los síntomas locales característicos en una articulación con artritis (hinchazón, enrojecimiento, aumento de temperatura cutánea, dolor e incapacidad funcional), es importante determinar qué otros síntomas acompañantes se producen (fiebre, fotosensibilidad, lesiones mucocutáneas, uveítis, etc), la duración del proceso, cuál es la distribución, localización y el número de articulaciones afectadas.

También es muy importante determinar la secuencia de la afectación articular, existiendo 3 patrones de afectación principales: Un patrón aditivo, cuando se produce la afectación de nuevas articulaciones mientras las afectadas con anterioridad permanecen sintomáticas (característico de artritis reumatoide); un patrón migratorio, cuando la afectación de una nueva articulación coincide con la mejoría o la resolución de la patología en articulaciones previamente afectadas (característico de algunas artritis infecciosas); y un patrón intermitente, en el que se puede evidenciar una remisión completa de signos y síntomas entre los distintos episodios (característico de las artritis microcristalinas).

 

Diagnóstico de la artritis

La valoración de todos los síntomas junto con una exploración física completa del paciente nos va a proporcionar una aproximación diagnóstica y orientar sobre las exploraciones complementarias necesarias para llegar al diagnóstico de certeza.

Lo primero que se debe hacer es una Analítica sanguínea que incluya hemograma, bioquímica básica, determinación de parámetros de inflamación no específicos (Velocidad de Sedimentación Globular, Proteína C Reactiva), así como pruebas específicas según la sospecha clínica (ácido úrico, Factor Reumatoide, Anticuerpos antinucleares, etc).

 

Siempre que sea posible, se debe obtener líquido articular de la articulación inflamada para su

examen. La presencia de cristales dará el diagnóstico definitivo en el caso de las artritis microcristalinas. El recuento celular ayudará a distinguir entre artritis no inflamatoria, artritis inflamatoria y artritis infecciosa. En el caso de sospecha de artritis infecciosa, se debe enviar muestras para cultivo.

 

En cuanto a las pruebas de imagen, la radiología simple puede ser muy útil para dar una aproximación diagnóstica; en el estudio de una poliartritis se recomienda realizar radiología

de manos y pies, así como de las articulaciones afectadas. La ecografía nos permite confirmar el engrosamiento sinovial, su vascularización y la presencia o no de derrame articular; además, permite explorar elementos paraarticulares (tendones, ligamentos) y diferenciar entre un proceso inflamatorio activo o con una lesión residual.

Otras pruebas de imagen, como la tomografía computarizada o la resonancia magnética se utilizarán cuando con las pruebas anteriores no lleguemos a un diagnóstico, o necesitemos un estudio morfológico de la articulación más exhaustivo.

 

Tratamiento de la artritis

El tratamiento variará en cada paciente dependiendo de la causa de la artritis, de la intensidad y extensión de las articulaciones inflamadas y también de la presencia y gravedad de las manifestaciones en otros órganos, aparte de en las articulaciones.

Por lo tanto, lo más importante es acudir al Reumatólogo cuando aparece un proceso de artritis para poder realizar una valoración temprana y llegar a un diagnóstico precoz, pues la instauración de un tratamiento específico es lo que más va a mejorar el pronóstico tanto a corto como a largo plazo. 

 

Recomienda
Tenemos 13 preguntas y respuestas relacionadas con Poliartropatía inflamatoria
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.
Enfermedades y alteraciones