Me pongo tan nervioso en las comidas sociales que me impide tragar bien los alimentos. ¿Cómo puedo controlar los nervios?

  • 3 Respuestas
  • 244 visitas
  • Antonio Roch Rosell
    74

    Hace 7 años Antonio Roch Rosell respondió:

    Psicólogo (Barcelona)

    La comida como acto social no solo supone una relación con nuestro cuerpo, a traves del alimento sino, también, una relación con otras personas. Hay técnicas corporales, psicológicas que permiten mejorar nuestras habilidades sociales y conseguir el comer sea un lugar de placer y goce con los demás. Una consulta al psicólogo puede ser la oportunidad para desarrollar nuestra inteligencia social.

  • Carlos Barragán Díez
    99

    Hace 7 años Carlos Barragán Díez respondió:

    Psicólogo (Jávea)

    Analizándose. ¿Por qué?, porque interesan los mecanismos que entran en acción en esas situaciones. Un efecto como 'no poder tragar' puede tener diferentes causas, exactamente igual que una luxación puede ser causada por un accidente automovilístico o por una torsión de la articulación, solo que en la manera de tratar lo psíquico, sí importa si es que por ejemplo, son situaciones que de habitual se evitan por miedo a 'tanta gente', o por temor a no ser el/la mejor, o si es por vergüenza a que se note... Hay muchas 'posibilidades', pero 'en cada caso' interesa la que el sujeto indica. Por ejemplo, puede ocurrir que ese descontrol por 'controlar los nervios' sea precisamente lo que produzca ese ataque de angustia al tragar. Solo tras interpretar las asociaciones que de el sujeto, sabremos.

  • Sara Blasco Perujo
    96

    Hace 7 años Sara Blasco Perujo respondió:

    Psicóloga (Madrid)

    Creo que hay algunas cuestiones a tratar, antes de conseguir que los nervios no te traicionen. Me parece que está en juego tu valoración propia y la valoración que haces de los demás. Si vas a sentirte juzgado, o juzgada por los que te rodean... En estas ocasiones, cuando el síntoma es "no puedo tragar", quizás tu cuerpo está representando lo que sientes: es una situación que "no puedes tragar", o unas personas a las que "no tragas". A veces, el cuerpo dice lo que no nos atrevemos a decir... Te animo a consultar con un profesional -de preferencia psicoanalista- para abordar estos temas en un marco más amplio, para entender su sentido.