El Pánico Escénico desde la Homeopatía
 
En estos últimos días los medios de comunicación nos han contado que el cantante jienense, nacido en Úbeda, en 1949, D. Joaquín Sabina de larga trayectoria y experiencia, tuvo que suspender su actuación directa porque le posiblemente le sobrevino el recuerdo del ictus que sufrió en la gira de '19 días y 500 noches'.
 
Cuando uno sale al escenario, se encuentra con tanta gente chillándote y aplaudiéndote, que uno se siente pequeño y a la vez grande,  y siente que debe de dar el do de pecho, lo máximo en su actuación. Médicamente aunque uno no quiera, las catecolaminas comienzan a trabajar para tratar de hacerlo lo más perfectamente posible ante la multitud. Pero un mala jugada mental, un mal de recuerdo, debió cruzarse en su actuación. La emoción del recuerdo por el estrés producido  por su problema físico, le debió de asaltar por un instante y bloquearle.
 
Los síntomas del pánico escénico pueden ser físicos, con un buen número de episodios clínicos, dolor de cabeza, ansiedad, palpitaciones, sudoración, sentirse acelerado y ansioso, respiración agitada o acelerada, tartamudeo, habla o cante rápido o lento, en una palabra todos ellos manifiestan inseguridad. Y pueden ser psíquicos,  se pueden recordar sucesos pasados negativos, y comenzar a sentirse mal, lo que dificulta el recuerdo de la canción que en ese momento se está interpretando, se pierde la concentración hasta quedar en blanco  y sentir que se está defraudando al público, como un estudiante le puede suceder haciendo un examen, en su caso por el cansancio y el esfuerzo físico empleado, sin descanso.
 
Lo importante ahora es saber cómo poder ayudar a una persona con “pánico escénico”, para ayudarle a afrontar el futuro y la situación con positividad. Antes de la actuación conviene relajarse con diferentes técnicas y sobre todo pensamientos positivos hacia lo que uno va hacer. Por supuesto no tomar sustancias excitantes para no acelerar el simpático sobre el parasimpático, y no usar drogas para tranquilizarse, ya que estas pueden inhibir aún más la memoria.
 
Técnicas Médicas No Convencionales (TMNC)
 
A nivel de homeopatía podemos utilizar una mezcla tranquilizadora con diversos remedios en un mismo tubo, que se conocen por inducir calma, por ejemplo una mezcla de tila, pasiflora, azahar, etc, pero en presentación homeopática, o buscar el remedio que más similitud parezca con el constitucional del paciente a dosis que actúe a nivel mental. Tenemos los siguientes:

  • Aconitum Napellus: Remedio para los trastornos de temores y miedos.
  • Anacardium Orientale: Desconfianza en sí mismo y miedo a paralizarse.
  • Argentum Nitricum: Es uno de los remedios homeopáticos con más temores de la materia médica. A la anticipación, al fracaso, le asaltan ideas raras, sentimiento íntimo de desvalorización, miedo a las aglomeraciones y lugares públicos.
  • Arsenicum Album: Inquieto, desasosegado, ansiedad muy marcada.
  • Gelsemium Sempervirens: Es uno de los más importantes medicamentos en trastornos psicosomáticos, de neta causa emocional, agudos o crónicos, cuyo origen puede ser reciente o antiguo. Entre las causas bruscas o repentinas están en especial las malas noticias, mezcla de ansiedad, inseguridad y miedo.
  • Ignatia: Es uno de los principales medicamentos en efectos o trastornos de origen emocional, sobre todo si la causa es reciente, especialmente los producidos por penas (con pena silenciosa, no demostrativa); después de ira con ansiedad, ira con susto, con pena silenciosa; por ira suprimida o reprimida ansiedad con miedo ansiedad.

Podemos utilizar también las Flores del Dr. Bach, tenemos cinco remedios para el tema de miedos. Como pueden ser:

  • Mimulo o Mimulus Guttatus: Miedo al mundo, timidez, miedo a las malas noticias.
  • Cerasifera o Cherry Plum: Miedo al perder el control, por agotamiento físico.
  • Alamo Templón o Aspen: Miedo a lo desconocido y angustia, con una sensación que es injustificada.
  • Castaño rojo o Red Chesnut: Miedo o temor por la excesiva preocupación por los demás
  • Heliantemo o Rock Rose: Temor, bloqueo o susto paralizante, en casos de urgencia tras un choque emocional. 

Y podemos utilizar el Remedio Rescate para los momentos que el paciente esta chocado emocionalmente por diversos problemas, pánico escénico, pánico a algo desconocido, etc… Esto se da en urgencias emocionales.
 
Y con la acupuntura se pincharían puntos “Shen” emocionales, según la MTChina,  entre ellos 3 de hígado que es el punto de la calma, 6 pericardio para tranquilizar el corazón y la mente, 17 vaso de la concepción para la ansiedad y equilibrar la energía del cuerpo, y en el entrecejo punto Yintang para el equilibrio psicosomático, corresponde a pulmón y corazón.
 
Como podemos leer y ver sin dar una pastilla química,  para no entorpecer la memoria de un cantante con benzodiacepinas o miorelajantes, podemos utilizar técnicas médicas no convencionales, individualmente o de forma combinada  para ayudar a una persona en una situación como puede ser padecer un pánico escénico.

Recomienda
Expertos en Pánico escénico
Tenemos 8 preguntas y respuestas relacionadas con Pánico escénico
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.