Medicamentos: Prospecto Ceftazidima diasa 500 mg polvo y disolvente para solucion inyectable efg

Condiciones de prescripción y uso: Diagnóstico hospitalario

Estado: Revocado

Estado de comercialización: No comercializado

Laboratorio: Diasa Europa, S.A.

Principios activos: Ceftazidima pentahidrato

Antes de tomar Ceftazidima diasa 500 mg polvo y disolvente para solucion inyectable efg

SOLUCION INYECTABLE No use Ceftazidima DIASA 500 mg polvo y disolvente para solucion inyectable EFG: - Si es alérgico a la ceftazidima o a otras cefalosporinas, o a cualquiera de los componentes de Ceftazidima DIASA 500 mg polvo y disolvente para solucion inyectable EFG. Tenga especial cuidado con Ceftazidima DIASA 500 mg polvo y disolvente para solución inyectable EFG: - - Si sigue un tratamiento prolongado con ceftazidima, pueden aparecer sobreinfecciones. Si padece insuficiencia renal o está en tratamiento prolongado con Ceftazidima u otros fármacos que puedan alterar el funcionamiento del riñón, es posible que su médico tenga que ajustar la dosis de ceftazidima que debe recibir. Si le tienen que realizar algún análisis de sangre, dado que ceftazidima puede interferir los resultados, debe informar al personal sanitario que está en tratamiento con este medicamento. Si es alérgico a otros antibióticos. Embarazo: Consulte a su médico o farmacéutico antes de usar un medicamento. En caso de embarazo, su médico decidirá la conveniencia de usar este medicamento. Lactancia: Consulte a su médico o farmacéutico antes de usar un medicamento. En caso de estar en periodo de lactancia, su médico decidirá la conveniencia de usar este medicamento. Conducción y uso de máquinas: No se han descrito efectos sobre la capacidad de conducir vehículos o de manejar maquinaria. Información importante sobre algunos excipientes: Este medicamento contiene 25 mg de sodio por vial lo que debe ser tenido en cuenta en pacientes con dietas pobres en sodio. Toma de otros medicamentos: Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta médica, homeopáticos, plantas medicinales y otros productos relacionados con la salud ya que puede ser necesario interrumpir el tratamiento o ajustar la dosis de alguno de ellos. La ceftazidima no deberá mezclarse en la misma jeringa con aminoglucósidos (otros antibióticos). En caso de necesidad de análisis de sangre u orina, comuníqueselo a su médico o farmacéutico. En caso de duda, consulte a su médico o farmacéutico.

Cómo tomar Ceftazidima diasa 500 mg polvo y disolvente para solucion inyectable efg

SOLUCION INYECTABLE Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras distintas. Ceftazidima le será administrada por vía intravenosa directa o intramuscular. Recuerde tomar su medicamento. Su médico le indicará la dosis apropiada y determinará la duración de su tratamiento; no lo suspenda antes ni lo prolongue. Puede ser necesaria una reducción de la dosis si padece alguna alteración renal. En tal caso comuníqueselo a su médico para que le ajuste la dosis convenientemente. La dosis habitual es: Adultos: de 1 a 6 g al día por vía intravenosa. En la mayoría de las infecciones 1 g cada 8 horas ó 2 g cada 12 horas; en infecciones del tracto urinario e infecciones menos graves de 500 mg a 1 g cada 12 horas; en infecciones muy graves de 2 a 3 g cada 8 horas. Neonatos y niños de hasta 2 meses: de 25 a 60 mg/kg de peso al día administrados en dos dosis. Niños mayores de 2 meses y menores de 1 año: de 25 a 50 mg/kg de peso dos veces al día. Niños mayores de 1 año: de 30 a 100 mg/kg de peso al día administrados en dos o tres dosis. Si recibe más Ceftazidima DIASA 500mg polvo y disolvente para solución inyectable EFG de la que debiera, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica (teléfono: 91 562 04 20) indicando el medicamento y la cantidad administrada. Se recomendará llevar el envase y el prospecto del medicamento al profesional sanitario. Si olvidó usar Ceftazidima DIASA 500mg polvo y disolvente para solución inyectable EFG: No reciba una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

Posibles efectos adversos Ceftazidima diasa 500 mg polvo y disolvente para solucion inyectable efg

Como todos los medicamentos, Ceftazidima DIASA 500 mg polvo y disolvente para solución inyectable EFG puede tener efectos adversos. Si experimenta respiración dificultosa, pitos y opresión en el pecho, hinchazón de párpados, cara o labios, o hinchazón en la piel, urticaria en la piel o erupción cutánea (manchas rojas), avisar al médico inmediatamente. No tomar más medicamento a no ser que el médico se lo indique. El médico puede decidir detener el tratamiento. En caso de experimentar diarrea o molestias abdominales, fiebre, picores, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, mareos, sensación de hormigueo o mal sabor de boca, afta o vaginitis, avisar al médico lo antes posible, pero no es necesario dejar de administrar el medicamento. Si se observa cualquier otra reacción adversa no descrita anteriormente, consulte a su médico o farmacéutico. 5.

Conservación Ceftazidima diasa 500 mg polvo y disolvente para solucion inyectable efg

SOLUCION INYECTABLE Mantenga Ceftazidima DIASA 500 mg polvo y disolvente para solución inyectable EFG fuera del alcance y de la vista de los niños. No conservar a temperatura superior a 25ºC. El periodo de validez una vez reconstituido es de 8 horas a 25 ºC o durante 24 horas en nevera (2-8º). Ceftazidima DIASA 500 mg polvo y disolvente para solución inyectable EFG no debe utilizarse después de la fecha de caducidad indicada en el envase. OTRAS PRESENTACIONES CEFTAZIDIMA DIASA 1 g polvo y disolvente para solución inyectable EFG CEFTAZIDIMA DIASA 1 g polvo para solución para perfusión EFG CEFTAZIDIMA DIASA 2 g polvo para solución para perfusión EFG 6. INSTRUCCIONES PARA EL PERSONAL SANITARIO La administración de Ceftazidima DIASA 500 mg polvo y disolvente para solución inyectable EFG se realiza por vías intramuscular e intravenosa directa. Los volúmenes de diluyente que han de añadirse para reconstituir el contenido del vial son: Vía intramuscular: 1,5 ml de diluyente Vía intravenosa directa: 5 ml de diluyente Preparación de las soluciones Los viales se suministran a presión reducida. Al disolverse el producto, se libera dióxido de carbono y se desarrolla una presión positiva. Para facilitar el uso se recomienda que se adopte la siguiente técnica de reconstitución: 4. Insertar la aguja de la jeringa a través del tapón del vial e inyectar el volumen recomendado de diluyente. El vacío puede ayudar a la entrada del diluyente. Sacar la aguja de la jeringa. 5. Agitar, preferentemente en sentido rotatorio, hasta disolver: se libera dióxido de carbono y se obtiene una solución clara en 1-2 minutos. 6. Invertir el vial. Con el émbolo de la jeringa totalmente deprimido, insertar la aguja a través del tapón del vial y extraer el volumen total de solución (la presión creada en el vial ayuda a la extracción del volumen). Asegurarse de que la aguja quede dentro de la solución, no en la cámara de aire. La solución extraída puede contener algunas burbujas de dióxido de carbono, que pueden ignorarse. Nota: Para uso intramuscular, puede reconstituirse con clorhidrato de lidocaína inyectable al 0,5 % ó 1 %, pudiendo guardarse esta solución durante 6 horas a 25 ºC. Este prospecto ha sido aprobado en: Diciembre 2005.
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.
Medicamentos