¿Qué puedo decirle a mi hijo de 6 años para prepararle para una operación de una fractura en el primer metacarpiano?

  • 3 Respuestas
  • 55 visitas
  • Jordi Pujol Bret
    97

    Hace 5 años, 10 meses Jordi Pujol Bret respondió:

    Psicólogo (Vic)

    Buenas, Lo mejor es explicarle la operación y el proceso de modo muy detallado, también el proceso de recuperación de después, como se va a sentir que sensaciones tendrá, en que momentos estará acompañado y de quien, en cuales estará solo, etc. Alguien dirá que lo mejor es no contarle tanto, que es pequeño. Pero los niños pequeños también razonan y pueden entender. La situación que ha de pasar la pasará de todos modos y es mejor que sepa que sensaciones tendrá con la anestesia por ejemplo, como se va a sentir al despertar, quien estará ahí y quien no; de este modo estará preparando y menos asustando durante el proceso porque sabrá que es normal. Pida ayuda al medico para explicarlo todo. Salud!

  • Luisa  Belinchón Martínez
    85

    Hace 5 años, 10 meses Luisa Belinchón Martínez respondió:

    Psicóloga (Madrid)

    Lo primero mostrarse relajada y hablar en tono bajo e incluso incluyendo una sonrisa. Estudie la información que le a trasmitido el especialista y llévela al lenguaje que su hijo pueda entender, no evite detalles pero tampoco se detenga mucho en ellos. El objetivo es que el niño sepa los pasos que se van a dar para que no tenga incertidumbre sobre lo que le va a pasar. Si lo trasmite con seguridad y calma, él se sentirá seguro. Responda a todas sus preguntas, si no sabe la respuesta dígale que se lo va a preguntar y si es posible lo hace delante de él para que tenga la información. Muy importante que nadie trasmita intranquilidad o miedo, ni tampoco lo mime mucho que sienta que todo es igual. Es decir mantengan rutinas, obligaciones y juegos. Un saludo, Luisa Belinchón, psicóloga.

  • Mª Teresa Fernández Porrero
    99

    Hace 5 años, 9 meses Mª Teresa Fernández Porrero respondió:

    Psicóloga (León)

    Ante todo mostrarse serena y confiada respecto a los resultados de la operación, porque si usted logra infundir esos sentimientos a su hijo con sus palabras, es más fácil que el niño afronte la operación con buen ánimo.