Hola, últimamente con el trabajo estoy más estresado y me dan ataques de ansiedad, y en esos momentos no puedo parar de comer. ¿Cómo puedo solucionarlo?

  • 3 Respuestas
  • 59 visitas
  • Luisa  Belinchón Martínez
    86

    Hace 6 años, 9 meses Luisa Belinchón Martínez respondió:

    Psicóloga (Madrid)

    Hola, como tu dices sufres estrés y la forma que tu ansiedad se manifiesta en la ingesta compulsiva. Sería bueno que realizaras ejercicios de relajación, si no tienes experiencia considera ponerte en contacto con un profesional que te ayude a hacer ejercicios de control de ansiedad y como afrontar el estrés. Un saludo, Luisa, psicóloga.

  • Dr. Fernando  Carrato Vaz
    99

    Hace 6 años, 9 meses Dr. Fernando Carrato Vaz respondió:

    Psiquiatra (Barcelona)

    Es importante que consulte con un Psicologo Lo primero disminuir la ansiedad con técnicas de relajación y/o respiración para intentar disminuirla Con esas técnicas a veces ya disminuye la ingesta compulsiva Tambien es necesario una buenas medidas dieteticas e intentar controlarse y pensar que se come por ansiedad y no por hambre.A veces es necesario una ayuda farmacológica si no es suficiente la terapia psicologica o los síntomas son importantes

  • Sara Blasco Perujo
    96

    Hace 6 años, 9 meses Sara Blasco Perujo respondió:

    Psicóloga (Madrid)

    Parece que estás en un círculo de ansiedad. Realmente la comida es una gratificación primaria que de momento calma la ansiedad. Hasta la próxima, claro. Mi recomendación, aparte de la obvia de consultar con un/una psicoanalista, es que trates de buscar alternativas para aliviar o deshacerte del estrés. Si te lo tomas en serio, puedes conseguirlo. No se trata de "controlar", sino de encontrar otra vía de derivación para soltar toda esa ansiedad y recuperar el equilibrio. Realizar una actividad realmente gratificante para ti, hacer deporte, salir a la calle a andar, hablar con amigos: son posibilidades, a ti te toca hacerte un plan. La pregunta que subyace es si te compensa todo ese estrés. Y si no te compensa, pero no tienes más remedio que aguantar, lo dicho: busca otras vivencias.