Medicamentos: Prospecto Glimepirida ratiomed 3 mg comprimidos efg

Condiciones de prescripción y uso: Medicamento sujeto a prescripción médica

Estado: Revocado

Estado de comercialización: No comercializado

Laboratorio: Ratiopharm EspañA, S.A.

Principios activos: Glimepirida

Qué es Glimepirida ratiomed 3 mg comprimidos efg

Glimepirida ratiomed 3 mg son comprimidos de color amarillo, forma capsular y ranurados en una de sus caras. Se presenta en envases de 30 y 120 unidades. Pertenece al grupo de medicamentos denominados antidiabéticos orales, que reducen la glucosa en sangre a sus valores normales en pacientes con diabetes del adulto. Glimepirida está indicado en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo II (diabetes del adulto) cuando la dieta, el ejercicio físico y la reducción de peso por sí solos no son suficientes para reducir los niveles sanguíneos de azúcar.

Antes de tomar Glimepirida ratiomed 3 mg comprimidos efg

No tome Glimepirida ratiomed 3 mg si: padece diabetes insulino-dependiente (diabetes tipo 1 o juvenil, que corresponde a un defecto en la producción de insulina por el páncreas), sufre coma diabético (disminución del nivel de consciencia debido a una cetoacidosis), está en cetoacidosis (alteración metabólica con aumento de la acidez en sangre por acúmulo de cuerpos cetónicos), padece alteraciones graves del riñón o del hígado. En estos casos se requiere el cambio a insulina, es alérgico a glimepirida, a otras sulfonilureas o sulfonamidas (medicamentos utilizados en el tratamiento de la diabetes por vía oral) o a cualquiera de los excipientes de este medicamento, está embarazada o se encuentra en período de lactancia. Tenga especial cuidado con Glimepirida ratiomed 3 mg si: no mantiene regularidad en las comidas, porque el tratamiento con glimepirida puede disminuir demasiado los niveles de azúcar en la sangre (hipoglucemia), no puede tomar glimepirida de forma regular, ya que ello puede favorecer la aparición de una hipoglucemia, presenta síntomas de hipoglucemia (ver Recomendaciones adicionales para el manejo de la hipoglucemia) a pesar de haber ingerido azúcar. Si estos síntomas son graves o prolongados, debe acudir inmediatamente al médico, sufre alguna alteración en los riñones o en el hígado, ya que ello puede favorecer la aparición de hipoglucemia. Su médico le recomendará controles rutinarios de las funciones renal y hepática, sufre alguna alteración metabólica (desórdenes del tiroides, del paratiroides o de las hormonas esteroideas), ya que ello puede favorecer la aparición de hipoglucemia, va a ser sometido a una operación, ya que su médico podría suspender temporalmente el tratamiento y sustituirlo por insulina, sufre un accidente o alguna infección con fiebre. Es posible que su médico le prescriba un cambio temporal del tratamiento a insulina, toma glimepirida junto con insulina u otros antidiabéticos, ya que puede aparecer hipoglucemia (ver Uso de otros medicamentos). Consulte a su médico, incluso si cualquiera de las situaciones anteriormente mencionadas le hubieran ocurrido alguna vez. Uso de Glimepirida ratiomed 3 mg con alimentos y bebidas: Glimepirida debe ser tomado poco antes o durante una comida. Se recomienda que se tome poco tiempo antes o durante un desayuno abundante, o, en el caso que no se tome éste, poco tiempo antes o durante la primera comida. La ingesta de alcohol puede potenciar o reducir la acción de glimepirida de manera impredecible. Evite el consumo de bebidas alcohólicas mientras esté en tratamiento con glimepirida. Uso en niños: Glimepirida no se ha estudiado en niños. Uso en ancianos: No se han realizado estudios específicos en ancianos. Debido a que las funciones biológicas pueden estar disminuidas, su médico le ajustará la dosis con mayor precaución y será necesaria una vigilancia más intensa. Embarazo: Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento. Si está usted embarazada o cree que pudiera estarlo, no tome glimepirida. En estas circunstancias consulte con su médico quien probablemente le prescribirá el uso de insulina. Lactancia: Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento. Si está usted en período de lactancia, no debe tomar glimepirida. En estas circunstancias consulte con su médico quien probablemente le prescribirá el uso de insulina. Conducción y uso de máquinas: Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento. No se han realizado estudios sobre cómo afecta Glimepirida en la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Deberá tener en cuenta que la capacidad de alerta y el tiempo de reacción se pueden ver alterados debido a hipoglucemia o hiperglucemia (disminución o aumento de azúcar en la sangre), en especial al inicio o tras modificación del tratamiento con glimepirida o bien si la admisnitración no se produce con regularidad, lo cual puede afectar la capacidad de conducir vehículos o manejar maquinaria. Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento. Información importante sobre alguno de los componentes de Glimepirida ratiomed 3 mg: Este medicamento contiene lactosa. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento. Este medicamento no contiene gluten. Toma de Glimepirida ratiomed 3 mg con otros medicamentos: Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta médica, ya que puede ser necesario interrumpir el tratamiento o ajustar la dosis de alguno de ellos. Si usted toma glimepirida junto con los siguientes compuestos puede aparecer una hipoglucemia: antiinflamatorios (fenilbutazona, azapropazona, oxifebutazona; salicilatos y ácido p-amino-salicílico), antidiabéticos (antidiabéticos orales, insulina y metformina), antiinfecciosos (tetraciclinas, cloranfenicol, determinadas sulfonamidas de larga duración, miconazol, pentoxifilina parenteral a dosis elevadas y antibióticos quinolónicos), medicamentos para la depresión (inhibidores de la MAO, fluoxetina), esteroides anabolizantes y hormonas sexuales masculinas, antigotosos (probenecid, alopurinol, sulfinpirazona), anticoagulantes de tipo cumarínico, fenfluramina (supresor del apetito), hipolipemiantes (fibratos), tritoqualina, ciertos medicamentos antihipertensivos (inhibidores de la ECA), simpaticolíticos, medicamentos para el cáncer (ciclofosfamida, trofosfamida e ifosfamida), fluconazol. Si toma usted glimepirida junto con los siguientes compuestos puede aparecer una hiperglucemia: hormonas del tipo estrógenos y progestágenos, determinados antihipertensivos (saluréticos y diuréticos tiazídicos), agentes estimulantes del tiroides, glucocorticoides, derivados de la fenotiazina, clorpromazina (fármacos antipsicóticos), adrenalina y fármacos vasoconstrictores, estimulantes de la función cardiaca, broncodilatadores o relajantes uterinos (fármacos simpaticomiméticos), ácido nicotínico (dosis altas) y sus derivados, laxantes (uso prolongado), fenitoína, diazóxido, barbitúricos glucagón, rifampicina y acetazolamida. Si toma glimepirida junto con los siguientes compuestos puede aparecer tanto una hipoglucemia como una hiperglucemia: fármacos inhibidores de la secreción gástrica (antihistamínicos H2), medicamentos para la hipertensión, isquemia cardiaca y arritmias (betabloqueantes), clonidina y reserpina. Su admisnitración conjunta puede enmascarar los signos de alerta de una posible hipoglucemia, alcohol. Si usted toma glimepirida junto con anticoagulantes orales (derivados de la cumarina) la acción de éstos puede aumentar o disminuir.

Cómo tomar Glimepirida ratiomed 3 mg comprimidos efg

Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras indicaciones distintas. Recuerde tomar su medicamento. Su médico le indicará la duración de su tratamiento con Glimepirida ratiomed 3 mg, no suspenda el tratamiento antes porque su enfermedad podría empeorar. Los comprimidos son para administración oral. Deberán ingerirse sin masticar, acompañados con un poco de líquido. La base del tratamiento satisfactorio de la diabetes está en una buena dieta, en la actividad física regular y en los controles regulares de sangre y orina. Los efectos negativos que se derivan de no mantener la dieta no se pueden compensar con comprimidos o insulina. La dosificación se basa en los resultados del examen metabólico (determinaciones de glucosa en sangre y orina). Normalmente una dosis diaria de glimepirida es suficiente. Se recomienda que esta dosis se tome poco tiempo antes o durante un desayuno abundante, o, en el caso de que no se tome éste, poco tiempo antes o durante la primera comida. La dosis inicial es de 1 mg de glimepirida al día. En caso de una buena regulación, esta misma dosis puede emplearse como tratamiento de mantenimiento. Si la regulación no es satisfactoria, su médico le indicará un aumento gradual de dosis, teniendo en cuenta el control glucémico, a intervalos de 1-2 semanas entre cada aumento hasta 2 mg, 3 mg ó 4 mg de glimepirida por día. Solo en casos extraordinarios se aconseja tomar más de 4 mg de glimepirida al día, siendo la dosis máxima recomendada de 6 mg de glimepirida al día. Si usted presenta una reacción hipoglucémica tras la admisnitración de una dosis única de 1 mg de glimepirida, informe a su médico puesto que probablemente pueda ser regulado únicamente con dieta. Durante el tratamiento con glimepirida es posible que la dosis que usted necesita pueda disminuir. Por lo tanto, su médico podría tener que ajustar la dosis diaria de acuerdo con sus necesidades e incluso llegar a interrumpir el tratamiento. Si hay cambios en el peso del paciente, en su estilo de vida o en otros factores que incremente el riesgo de hipo- o de hiperglucemia puede ser necesaria una corrección de dosis. Tratamiento en combinación con metformina: Si está usted en tratamiento con metformina y no alcanza un control metabólico adecuado, su médico puede complementar el tratamiento con glimepirida. Para ello, él le indicará la dosis necesaria de glimepirida a utilizar junto con metformina. Mientras se mantiene la dosis de metformina, el tratamiento con glimepirida comenzará a dosis bajas y se irá incrementando dependiendo del nivel de control metabólico deseado, hasta la dosis máxima diaria. Tratamiento en combinación con insulina: Su médico decidirá si usted necesita complementar el tratamiento de glimepirida con insulina. En ese caso le indicará la dosis de insulina que tendrá que utilizar junto con los comprimidos de glimepirida. Mientras se mantiene la dosis de glimepirida, el tratamiento con insulina comenzará a dosis bajas y se irá incrementando dependiendo del nivel de control metabólico deseado, hasta la dosis máxima diaria. Cambio de otros agentes hipoglucemiantes orales a glimepirida: Para el cambio a glimepirida debe tenerse en cuenta la potencia y la vida media de la medicación anterior. En algunos casos (por ejemplo, antidiabéticos de vida media prolongada) es aconsejable permanecer de 7 a 21 días sin tomar glimepirida con el fin de minimizar el riesgo de reacciones hipoglucémicas por un efecto aditivo. Cambio de insulina a glimepirida: En casos excepcionales, puede estar indicado el cambio a glimepirida en pacientes diabéticos de tipo II regulados con insulina. Este cambio deberá realizarse bajo estricta supervisión médica. Si Vd. toma más Glimepirida ratiomed 3 mg del que debiera: Si usted ha tomado más Glimepirida ratiomed 3 mg del que debiera, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico, acuda al hospital más cercano o consulte al Servicio de Información Toxicológica. Teléfono: 91 562 04 20. La sobredosificación puede provocar una exagerada reducción del azúcar en sangre (hipoglucemia) que puede durar de 12 a 72 horas e incluso volver a presentarse tras una recuperación inicial. Los síntomas pueden no aparecer hasta transcurridas 24 horas de la ingestión. Si esto ocurre, acuda al médico o al servicio de urgencia del hospital más próximo llevando consigo este prospecto. En general, se recomienda observación hospitalaria. Pueden aparecer náuseas, vómitos y dolor epigástrico. La hipoglucemia puede acompañarse de síntomas neurológicos tales como inquietud, temblores, alteraciones visuales, problemas de coordinación, adormecimiento, coma y convulsiones. El tratamiento consiste, en primer lugar, en prevenir la absorción induciendo el vómito y, posteriormente, bebiendo agua o limonada con carbón activado (adsorbente) y sulfato sódico (laxante). Si se ha ingerido una gran cantidad de fármaco, hay que proceder al lavado gástrico, seguido de carbón activado y sulfato sódico. Puede llegar a requerirse la hospitalización en la unidad de cuidados intensivos y la admisnitración de glucosa por vía intravenosa. Posteriormente, el tratamiento deberá ser sintomático. Si olvidó tomar Glimepirida ratiomed 3 mg: No tome dosis dobles para compensar las dosis olvidadas. El olvido de una dosis no debe ser corregido con la toma subsiguiente de una dosis mayor. Efectos que se dan cuando se interrumpe el tratamiento con Glimepirida ratiomed 3 mg: Su médico le indicará la duración de su tratamiento con glimepirida. No suspenda el tratamiento antes ya que su nivel de azúcar en sangre puede descompensarse de nuevo.

Posibles efectos adversos Glimepirida ratiomed 3 mg comprimidos efg

Como todos los medicamentos, Glimepirida ratiomed 3 mg puede tener efectos adversos. Se han observado los efectos adversos siguientes, que se citan en orden de mayor a menor frecuencia en los distintos sistemas del organismo: Trastornos de la sangre y del sistema linfático. Raros: alteraciones en los análisis de sangre, en lo que se refiere a una reducción de los glóbulos rojos y/o de los glóbulos blancos, que pueden ser indicativos de alteraciones de la sangre (trombocitopenia, leucopenia, eritrocitopenia, granulocitopenia, anemia hemolítica y pancitopenia) que, en general, desaparecen al interrumpir el tratamiento. Trastornos del sistema inmunológico. Muy raros: reacciones alérgicas leves que pueden progresar a graves con dificultada para respirar (disnea), bajada de la presión arterial y, en ocasiones, shock. Inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis alérgicas). Reacciones alérgicas cruzadas con otras sulfonilureas, sulfonamidas (grupo al que pertenece este medicamento) u otras sustancias relacionadas. Trastornos nutricionales y metabólicos. Raros: reacciones hipoglucémicas. Estas reacciones se producen en su mayor parte de forma inmediata, pudiendo ser graves y no siempre fáciles de corregir. La aparición de dichas reacciones depende, al igual que con cualquier terapia hipoglucemiante, de factores individuales tales como los hábitos dietéticos y la dosificación. Trastornos visuales. Poco frecuentes: alteraciones visuales transitorias, especialmente al inicio del tratamiento. Trastornos gastrointestinales. Muy raros: náuseas, vómitos y diarrea, sensación de pesadez en el estómago, dolor abdominal. Estos trastornos en muy pocos casos llevan a la interrupción del tratamiento. Trastornos relacionados con el hígado. Raros: incremento de los enzimas hepáticos. Muy raros: alteración en la función del hígado, que se manifiesta por coloración amarilla de la piel y mucosas (ictericia) y colestasis (detención o supresión del flujo de la bilis), así como hepatitis que puede progresar a insuficiencia hepática. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo. Muy raros: reacciones alérgicas cutáneas, como picores (prurito), erupción en la piel (rash) o urticaria. Alergia a la luz. Resultados de laboratorio. Disminución de los niveles séricos de sodio. Si se observan estos efectos adversos o cualquier otro no descrito en este prospecto, consulte con su médico o farmacéutico.

Conservación Glimepirida ratiomed 3 mg comprimidos efg

Mantenga Glimepirida ratiomed 3 mg fuera del alcance y la vista de los niños. No se precisan condiciones especiales de conservación. Caducidad No utilizar Glimepirida ratiomed 3 mg después de la fecha de caducidad indicada en el envase. Este prospecto ha sido aprobado en RECOMENDACIONES ADICIONALES PARA EL MANEJO DE LA HIPOGLUCEMIA Síntomas de hipoglucemia: En caso de hipoglucemia, usted puede experimentar alguno de estos síntomas: dolor de cabeza, apetito intenso, náuseas, vómitos, debilidad, desórdenes del sueño, cansancio, falta de concentración, de alerta y de reacción, depresión, confusión, desórdenes e incluso pérdida del habla y alteraciones visuales, temblores, sensación de falta de fuerza o de parálisis ligera en miembro y otras partes del cuerpo, alteraciones de los sentidos, vértigo, sensación de desamparo, pérdida del autocontrol, agresividad, delirios, convulsiones, somnolencia y pérdida de la conciencia que puede progresar a coma, respiración alterada, disminución de la frecuencia del pulso (bradicardia). Además puede presentarse un cuadro clínico denominado ataque hipoglucémico grave, que puede parecerse a un accidente cerebrovascular (falta de riego sanguíneo en el cerebro). Se caracteriza por: sudoración, piel húmeda, ansiedad, aumento de la frecuencia del pulso, aumento de la presión arterial, palpitaciones, dolor agudo en el pecho (angina de pecho) y alteraciones del ritmo cardiaco. Los síntomas casi siempre se pueden corregir ingiriendo inmediatamente azúcar. Los edulcorantes artificiales no tienen efecto. Consulte a su médico si no se siente usted capaz de seguir la pauta terapéutica, o si la hipoglucemia aparece repetidas veces, ya que es probable que su glucemia no esté bien controlada. Prevención de la hipoglucemia: Para evitar la aparición de una hipoglucemia debe usted: tomar la cantidad de glimepirida indicada por el médico, mantener la regularidad en las comidas y en sus horarios, evitando períodos de ayuno, evitar alteraciones de la dieta, mantener un equilibrio entre el ejercicio físico y la dieta, evitar el consumo de alcohol, especialmente si las comidas son irregulares, consultar con su médico antes de tomar cualquier otro medicamento.
Recomienda
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.
Medicamentos