Medicamentos: Prospecto Aspirina

Qué es Aspirina

El ácido acetilsalicílico, conocido popularmente como aspirina, es un fármaco de la familia de los salicilatos que proviene originalmente de la corteza del sauce blanco.

Suele administrarse por vía oral, aunque también existen las vías rectal, intramuscular o intravenosa.

La aspirina se utiliza como antiinflamatorio, analgésico (alivio del dolor), antipirético (reduce la fiebre) y antiagregante plaquetario (evita la formación de trombos sanguíneos).

  • Efecto antiinflamatorio: La aspirina es un inhibidor de la ciclooxigenasa COX-1 y modifica la actividad de la COX-2. El efecto sobre la COX-2 hace que en lugar de sintetizar metabolitos pro-inflamatorios, libere metabolitos anti-inflamatorios. En cambio el efecto sobre COX-1 causa efectos secundarios gastro-intestinales.
  • Efecto analgésico: La aspirina reduce el dolor leve y moderado, tanto por sus efectos anti-inflamatorios cómo por la inhibición de estímulos dolorosos.
  • Efecto antipirético: La aspirina reduce la fiebre, se cree que mediante la inhibición de la COX en el sistema nervioso central y por la inhibición de la interleucina-1 (mensajero de la inflamación). 
  • Efecto antiagregante plaquetario: La aspirina inhibe la COX de las plaquetas, lo que le confiere una capacidad anticoagulante. Se utiliza para reducir la incidencia de infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares en pacientes que ya hayan sufrido uno anteriormente.

Por estas razones, la aspirina es de uso clínico en los siguientes casos:

  • Dolor leve y moderado: dolor de cabeza, períodos menstruales, resfriados, dolor de muelas y dolores musculares.
  • Fiebre reumática: en artritis reumatoide (inflamación y desgaste de las articulaciones)
  • Enfermedades autoinmunes, como el lupus eritematoso
  • Enfermedad de Kawasaki
  • Protección cardiovascular: disminuye la incidencia de ataques isquémicos, anginas de pecho, trombosis de arteria coronaria etc.
  • Se ha sugerido que el uso de aspirina a largo plazo podría reducir la incidencia de cáncer colorrectal o cáncer de pulmón.

Posibles efectos adversos Aspirina

La aspirina tiene muchas interacciones con medicamentos, consulte a su médico en el caso de estar siguiendo algún tratamiento.

Los efectos adversos más comunes de la aspirina son:

  • Irritación gástrica
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Úlcera gástrica o duodenal
  • Disneas
  • Otros efectos menos comunes: hepatotoxicidad (daño en el hígado), asma, cambios en la piel (urticaria, erupciones cutáneas) y nefrotoxicidad (daño en los riñones).

Un consumo elevado puede producir nefritis (inflamación del riñón) y vasodilatación periférica. En algunos casos se ha visto: delirios, psicosis, estupor, vértigo, respiración profusa e incluso coma.

La aspirina está contraindicada en:

  • Pacientes con hemofilia
  • Personas alérgicas a ibuprofeno o naproxen
  • Personas con intolerancia a los salicilatos o a los AINEs
  • Consumo limitado en pacientes asmáticos, pacientes con enfermedades renales, diabetes, úlceras pépticas, gota o gastritis.

Por la elevada cantidad de efectos adversos de la aspirina, se han desarrollado substancias substitutivas:

  • Acetaminofén (Tylenol, Anacin-3): reduce la fiebre y alivia el dolor pero no actúa en la inflamación.
  • Ibuprofeno: reduce dolor, fiebre e inflamación.
  • Naproxeno: tiene como principal ventaja, su efecto duradero.
Recomienda
Tenemos 68 preguntas y respuestas relacionadas con Aspirina