¿El tartamudeo es algo que puede desaparecer si se padece de pequeño?

  • 3 Respuestas
  • 106 visitas
  • Elisabeth López González
    73

    Hace 6 años, 2 meses Elisabeth López González respondió:

    Logopeda (Almuñécar)

    La tartamudez normalmente no desaparece totalmente, si puede mejorar con tecnicas de respiracion, relajacion... hasta ser casi imperceptible. Dependiendo de la edad de inicio podemos estar hablando de "tartamudeo inicial o infantil", el cual se da cuando el niño comienza hablar, de los 12 a los 36 meses. En este caso seria un tartamudeo que se corresponde con la estructuracion del lenguaje y es normal que se den bloqueos, repeticiones... Es de caracter evolutivo y desaparece con la edad. Si entorno a los 8 años el tartamudeo persiste si seria conveniente que lo evaluara un logopeda para planificarsu posible tratamiento.su pisible

  • Lourdes Trillo
    97

    Hace 6 años, 2 meses Lourdes Trillo respondió:

    Psicóloga (Málaga)

    La respuesta es sí, aunque no puede hablarse propiamente de tartamudez en menores de 5 años. En torno a los tres años de edad puede aparecer una tartamudez conocida como evolutiva o fisiológica que está asociada al proceso de desarrollo del habla y que no permite un diagnóstico fiable de tartamudez, ni requiere intervencion. Lo más frecuente en este caso es la repetición de palabras enteras y la ausencia de otros síntomas asociados a la tartamudez. Esta tartamudez evolutiva suele desaparecer cuando l@s niñ@s alcanzan el suficiente desarrollo del habla y se estima que sólo un 10 % de los casos derivarán en tartamudez o disfemia en la edad adulta.

  • Patricia Antequera Fernández

    Hace 4 años, 11 meses Patricia Antequera Fernández respondió:

    Logopeda (Adra)

    No se debe confundir la tartamudez con una disfluencia del lenguaje. Cuando los niños comienzan a hablar pueden realizar repeticiones, bloqueos... durante el habla, y después de un tiempo desaparecer. Esto es debido a la fluidez del lenguaje y no es tartamudez. En caso de duda, lo mejor es acudir a un logopeda que realice una evaluación. Si hay sospecha, no hay que esperar, lo mejor es acudir al profesional que puede asesorar y dar las pautas necesarias a la familia.