Hace 6 meses, 3 semanas Dra. Cristina Martín López contestó:

Lo normal es que en invierno, los vasos sanguíneos de las zonas acrales (dedos de las manos y los pies, nariz y lóbulos de las orejas) se estrechen y hagan que no riegue bien la sangre hacia estas zonas, disminuyendo por tanto la temperatura. En su caso, dado que también le ocurre en verano, debería descartarse un síndrome de Raynaud, donde los vasos sanguíneos de las zonas citadas responden con espasmos exagerados ante cambios bruscos de temperatura. Le recomiendo acuda a su médico para descartar este síndrome y paute tratamiento si precisa.