Hola, me van a realizar una operación por una “mala ubicación de túneles” tras la intervención del ligamiento cruzado anterior. ¿Significa eso que los médicos tuvieron alguna complicación durante la operación?

  • 3 Respuestas
  • 132 visitas
  • Dr. Pedro Miguel   García-Polo Alguacil
    99

    Hace 6 años, 5 meses Dr. Pedro Miguel García-Polo Alguacil respondió:

    Traumatólogo (Madrid)

    No exactamente, lo que ocurre es que cuando se coloca la plastia (es decir, el nuevo LCA, ya sea hecha de tendones propios o de injerto de banco) hay que realizar dos túneles, uno en la tibia y otro en el fémur, para deslizar por ellos la plastia, y dichos túneles han de hacerse exactamente o lo más cerca posible de los puntos anatómicos donde el LCA se fija. Si eso no se hace así (por mala visión durante la cirugía, por falta de experiencia, o por la causa que sea) la plastia no queda lo que se denomina isométrica, de modo que sufre excesiva tracción en los movimientos de flexión-extensión de la rodilla, pudiendo bien romperse o bien elongarse . . . en cualquiera de los casos deja de ser competente y por ello hay que volver a operar, obviamente, hay que hacer nuevos túneles, al menos uno.

  • Dr. Manuel  Zabala Gamarra
    95

    Hace 6 años, 5 meses Dr. Manuel Zabala Gamarra respondió:

    Traumatólogo (Granada)

    El punto crítico de los túneles que se hacen para colocar el sustituto del ligamento cruzado anterior roto, es la ubicación de los agujeros de entrada a esos túneles tanto en el fémur como en la tibia, dentro de la rodilla. Es menos importante la dirección que tengan los túneles. Esos agujeros de entrada a los túneles han de colocarse en lugares muy precisos, no necesariamente exactos siempre dado que hay algunas variaciones que son también útiles, para que se obtenga un buen resultado funcional. La razón más frecuente de que se ubiquen mal es por complicaciones durante la operación.

  • Dr. Manuel  Zabala Gamarra
    95

    Hace 6 años, 5 meses Dr. Manuel Zabala Gamarra respondió:

    Traumatólogo (Granada)

    El punto crítico de los túneles que se hacen para colocar el sustituto del ligamento cruzado anterior roto, es la ubicación de los agujeros de entrada a esos túneles tanto en el fémur como en la tibia, dentro de la rodilla. Es menos importante la dirección que tengan los túneles. Esos agujeros de entrada a los túneles han de colocarse en lugares muy precisos, no necesariamente exactos siempre dado que hay algunas variaciones que son también útiles, para que se obtenga un buen resultado funcional. La razón más frecuente de que se ubiquen mal es por complicaciones durante la operación.