Tratamientos generales: Vacunas

Descripción Vacunas

La definición de vacuna sería cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos. Puede tratarse, por ejemplo, de una suspensión de microorganismos muertos o atenuados, o de productos o derivados de microorganismos. El método más habitual para administrar las vacunas es la inyección, aunque algunas se administran con un vaporizador nasal u oral. Pueden administrarse vacunas infantiles, ya sea vacunas en niños o vacunas en bebes, aunque es importante que consulte a su médico para valorar los posibles efectos adversos.

Proceso biológico

Tras la muestra del antígeno en la membrana de la célula presentadora de antígeno al inocular la vacuna, el linfocito T se activa. La activación del linfocito T lleva a su proliferación, ayudada por IL2, por lo que se formarán clones del linfocito T activado. Estos clones tendrán especificidad para el antígeno en cuestión, y en ningún caso otro antígeno diferente.

Las vacunas, por lo tanto, consisten en la inoculación de un patógeno “renqueante” o “cojo”, cuya capacidad infecciosa está tan limitada que no podrá producir una infección, pero sí una respuesta inmunológica primaria.

Una vez se han creado linfocitos T específicos del antígeno de ese microorganismo, algunos de esos linfocitos T irán al plasma a realizar sus funciones, mientras que muchos otros se quedarán en los órganos linfoides secundarios como linfocitos de memoria.

Así, en el caso de que el mismo microorganismo entrara en nuestro organismo, la respuesta secundaria sería mucho más rápida (1-2 días en vez de los 7-10 días de la respuesta primaria), más intensa y más afín. De hecho, la respuesta en caso de que el mismo microorganismo nos invadiera, sería tan rápida que no le daría tiempo al patógeno a producir una infección. Es por eso que no padecemos una enfermedad específica producida por un microorganismo después de habernos vacunado contra él.

Tipos de vacunas

Podemos diferenciar diferentes tipos de vacunas:

  1. Clasificación microbiológica
  • Inactivadas: microorganismos que han sido tratados con productos químicos o calor y han perdido su peligro. Este tipo de vacunas activa el sistema inmune pero es incapaz de reproducirse en el huésped. La inmunidad generada de esta forma es de menor intensidad y suele durar menos tiempo, por lo que este tipo de vacuna suele requerir más dosis. Ejemplos de este tipo son: la gripe, cólera, peste bubónica y la hepatitis A.
  • Vivas atenuadas: microorganismos que han sido cultivados expresamente bajo condiciones en las cuales pierden sus propiedades nocivas. Suelen provocar una respuesta inmunológica más duradera, y son las más usuales en los adultos. Esto se debe a que el microorganismo no se encuentra inactivado y conserva su estructura. Por eso, en muchas ocasiones puede provocar la enfermedad en personas inmunodeprimidas. Por ejemplo: la fiebre amarilla, sarampión o rubeola y paperas.
  • Toxoides: son componentes tóxicos inactivados procedentes de microorganismos. En este grupo se pueden encontrar el  tétanos y la difteria.
  • Acelulares: consisten en una mezcla de componentes subcelulares purificados del patógeno contra el que se quiere inmunizar. Una vacuna de este tipo se utiliza en la actualidad contra la tos ferina.
  • Recombinantes de subunidad: se utiliza la tecnología del ADN recombinante para introducir el gen codificante para un antígeno altamente inmunogénico en el genoma de un microorganismo productor con el objetivo de superproducir y purificar la proteína antigénica, que será la base de una vacuna. Un ejemplo característico es la vacuna subunitaria contra la hepatitis B
  1. Clasificación sanitaria
  • Vacunas sistemáticas: Son aquellas cuyo objetivo es proteger a las personas susceptibles y obtener también la inmunidad de grupo, para así controlar y si es posible, eliminar la enfermedad en la comunidad. Son por tanto vacunas recomendadas para toda la población, salvo contraindicaciones concretas. Debe llevarse un control de las mismas en el llamado calendario de vacunas.
  • Vacunas optativas o no sistemáticas: Son aquellas que no forman parte de un programa de salud pública como las anteriores. Su aplicación tiene carácter individual o en grupos de población, y se basa en circunstancias personales, ambientales o de otro tipo que rodean al paciente. Serían un ejemplo de ello las vacunas para viajar.
Recomienda
Expertos en Vacunas
Tenemos 46 preguntas y respuestas relacionadas con Vacunas
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.