Enfermedades y alteraciones: Depresión. Síntomas, causas y tratamientos de Depresión

Descripción Depresión


La depresión es un trastorno psicológico dentro del espectro de los trastornos del estado de ánimo, el cual está influido por los rasgos de personalidad, el entorno y las variaciones clínicas, entre otros aspectos. Popularmente, se conoce depresión como el estado afectivo bajo, de tristeza, y se considera que aproximadamente un 20% de la población occidental padecerá un episodio de depresión en algún momento de su vida. Es el doble de común en mujeres que en varones, y su edad de inicio se sitúa entre los 25 y 0 años. En la mitad de pacientes se producirán recaídas y riesgo de suicidio, mientras que los síntomas psicóticos no son tan comunes. Su duración suele ser de 6 a 9 meses y se suelen distinguir tres esferas de alteraciones: emocional, somática y cognitiva.
 
La depresión suele dividirse en dos vertientes. Por un lado, se conoce la depresión endógena, que se caracteriza por disminución de placer, hipersomnia, aumento de peso, disminución del movimiento y pérdida de energía. Por otro lado, la depresión exógena consiste más bien en un afecto depresivo, insomnio, pérdida de peso, agitación psicomotora y sentimientos de culpa inapropiados. 

A pesar de que la base neurobiológica de la depresión es todavía desconocida, se cree que se produce por un déficit de los neurotransmisores serotonina, en especial, y dopamina y adrenalina en segundo término (y dependiendo de la tipología de la depresión). Sin embargo, existen hipótesis que reconocen la depresión como una enfermedad genéticamente compleja, en la que algunos genes podrían estar implicados, como el efecto de la interacción gen-ambiente del recaptador de serotonina (5HTT), un receptor situado en la neurona presináptica, cuya variante corta estaría relacionada con las recaídas de episodios depresivos.

Síntomas Depresión


En la esfera emocional del paciente, la depresión se caracteriza por cursar con disforia (sensaciones desagradables), tristeza, sentimientos negativos hacia uno mismo, anhedonia (incapacidad de sentir placer o satisfacción), pérdida de apego emocional, problemas en sentir alegría y llanto. En la esfera motivacional, la depresión cursa con poca voluntad, deseos de retirada y evitación delante de los problemas, posibles ideas de suicido, agresividad y aumento de la dependencia interpersonal. En la esfera cognitiva, se caracteriza por una autoevaluación negativa, expectativas negativas hacia uno mismo, autocrítica, imagen personal (corporal, cognitiva, etc.) distorsionada, indecisión y bradipsiquia (velocidad de pensamiento disminuida). Por último, en la esfera corporal, el paciente puede presentar pérdida de apetito, trastornos del sueño, trastornos sexuales, cansancio, astenia y palpitaciones. 

Tratamientos Depresión


En el tratamiento de la depresión, dependiendo del terapeuta se suelen usar enfoques farmacológicos o psicoterapéuticos, o ambos. Los fármacos antidepresivos son de características variadas y su elección debe ir acorde con la sintomatología y características etiológicas y demográficas del paciente. Actualmente, los más usados en los pacientes con trastorno de depresión mayor único son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Sin embargo, su efectividad suele estar subeditada al acompañamiento del tratamiento con terapia psicológica, en la que normalmente se suelen usar enfoques de reestructuración cognitiva y cognitivoconductuales. 

Recomienda
Expertos en Depresión
Tenemos 670 preguntas y respuestas relacionadas con Depresión