Enfermedades y alteraciones: Asma. Síntomas, causas y tratamientos de Asma

¿Qué es el asma?

Un trastorno inflamatorio de los pulmones caracterizado por una obstrucción reversible de la vía del paso del aire. Los tubos por los que pasa el aire en los pulmones se llaman bronquios y bronquiolos. En el asma estos tubos se estrechan debido a una contracción anormal de los músculos que rodean los tubos y debido también a una inflamación. La mucosa que rodea a estos tubos se irrita y segrega más mucosa y glóbulos blancos a la vía aérea, haciendo la vía más estrecha todavía. En algunos pacientes este estrechamiento se produce en respuesta a irritantes como el aire frío, el polvo, el polen, el ejercicio, o el humo del tabaco. La severidad de los síntomas varía enormemente de unos pacientes a otros, abarcando desde una leve irritación, a un colapso que pone en riesgo la vida del sujeto.

Síntomas del Asma

Los síntomas del asma pueden ser la disnea o ahogo/dificultad para respirar, tos que suele ser seca, más frecuentemente nocturna y pitidos en el pecho, lo que llamamos sibilancias.

Lo más importante es saber que para ser asmático no tienes que tener los tres síntomas, es suficiente tener uno de ellos,  como la tos, de hecho, la tos persistente, sin más síntomas es muy frecuente en niños, sobre todo por la noche y en relación con desencadenantes como el ejercicio físico. Cada paciente puede tener una combinación de síntomas diferente y personal, tos y sibilancias, tos y disnea, disnea y sibilancias y no tos…. etc.  Además esta combinación puede cambiar en el tiempo en un mismo paciente. Otra cosa a tener en cuenta es la frecuencia con la que se producen los síntomas, diario, semanal, mensual, anual, días sueltos, varios días seguidos, o solo y puntualmente en relación con desencadenantes como el ejercicio, infecciones, alérgenos (polvo, pólenes, contacto con animales, etc.)

En el asma, una vez que ponemos el nombre al diagnostico,  según la frecuencia, duración  e intensidad de los síntomas  pondríamos,  digamos el apellido, y así hablamos de asma: leve, moderada o grave (según intensidad)  e  intermitente o persisten (dependiendo de la frecuencia con que se produzcan los síntomas)

En los niños es más difícil poner etiquetas, la frecuencia e intensidad de los síntomas es aun más variable en el tiempo. Pueden tener crisis desencadenadas por infecciones que son muy graves y después el resto del año estar casi sin síntomas.

Cuando un paciente decimos que tiene un asma leve e intermitente, sería aquel, que tiene síntomas muy leves,  que no afectan a su vida diaria, sin cambios en la función respiratoria y que precisa muy ocasionalmente el tratamiento con un broncodilatador, normalmente estos pacientes, no suele aceptar que son asmáticos. Para la mayoría de los pacientes la imagen de un asmático es alguien que se ahoga… enganchado el Ventolin y con dificultades para llevar una vida normal. Afortunadamente la mayoría de los asmas son leves, con síntomas muy  poco frecuentes, que requieren tratamiento muy pocos días al año y con una calidad de vida totalmente normal. Eso sí, tienen que tener claro que son asmáticos, para que se administren el tratamiento más adecuado según como sea el tipo y gravedad, ya que eso va a condicionar el tratamiento más adecuado y sobre todo la no progresión del asma a un estadio más grave.

La gravedad del asma no es siempre igual, sino que cambia a lo largo del tiempo. Por este motivo el tratamiento del asma tiene que ser ajustado de forma periódica, por otro lado, las crisis graves se pueden producir tanto en asmas etiquetadas como graves, como en las que consideramos leves

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los asmáticos son también alérgicos y sus síntomas se suelen acompañar de manifestaciones nasales como taponamiento u obstrucción nasal, estornudos, mucosidad. Es decir que tienen además de asma,  rinitis. Para tratar a un paciente asmático correctamente, si tiene rinitis, esta tiene que ser tratada al mismo tiempo. Solo así conseguiremos el control total de la enfermedad

Tratamientos para el Asma

Terapia de rescate para los síntomas agudos prescrita por el especialista, en la mayoría de los casos se suministrará un broncodilatador Beta-agonista de corta duración por medio de un inhalador Terapia de control para reducir la inflamación y mantener abiertos los bronquios: los más utilizados son los corticoesteroides inhalados, los broncodilatadores beta-agonistas de larga duración, los antagonistas del leucotrieno y/o el cromolín inhalado. Para las crisis asmáticas severas, los corticoesteroides orales y los frecuentes inhaladores de broncodilatadores con una combinación de albuterol e ipratropio.

Pruebas diagnósticas para el Asma

Pruebas diagnósticas: Se realizará un examen físico y una revisión de la historia clínica. Se medirá el Tasa de flujo espiratorio máximo para tener una medición del funcionamiento de los pulmones y los efectos del tratamiento. En caso de que haya sospecha de infección, también se tomará una imagen de rayos-X del pecho. Pruebas: rayos-X. Pruebas adicionales que pueden requerirse: Tasa de flujo espiratorio máximo, pruebas de alergia. Especialidades: Alergología e Inmunología, medicina de familia, medicina interna, neumología pediátrica, pediatría y neumología.

Recomienda
Expertos en Asma
Tenemos 192 preguntas y respuestas relacionadas con Asma
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.
 
Localidades