¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

Concepto

El síndrome del túnel carpiano (STC) es una neuropatía (neuro –nervio- y del griego páthos, enfermedad) que resulta de la compresión o atrapamiento del nervio mediano a su paso por una región angosta de la muñeca denominada túnel carpiano y que está limitado entre los huesos del carpo y el ligamento anular del carpo (figura 1).

Epidemiología

Es la neuropatía por atrapamiento más frecuente, pero su prevalencia es difícil de establecer debido a que los medios para su diagnóstico no son similares entre los distintos estudios. Un análisis epidemiológico alemán publicado en 1992 estimaba que el túnel carpiano afectada al 0,6% de los hombres y al 8% de las mujeres. La mayoría de los casos se concentran entre los 40 y los 60 años. En edad laboral, el STC tiene una prevalencia del 0,6-2% y tienen particular interés los trabajos que comportan movimientos repetitivos de flexión y extensión de la muñeca así como prensión de fuerza. Se ha encontrado un riesgo elevado de STC entre los trabajadores de las cadenas de montaje, así como de embalado, envasado o empaquetado de manufacturas y alimentos. El manejo habitual de instrumentos vibratorios también aumenta la probabilidad de STC. 

 

Causas

La compresión del nervio mediano a su paso por el interior del túnel carpiano puede deberse a múltiples causas. Las mujeres tienen un túnel carpiano de menores dimensiones que los hombres y ello favorece la compresión del nervio mediano. Los traumatismos directos de elevada intensidad como esguinces y las fracturas óseas a este nivel pueden dejar reducido el túnel carpiano. También se produce compromiso mecánico por hipertrofia (aumento de tamaño o volumen) del ligamento anular del carpo y vainas de los tendones flexores (actividades repetitivas con flexión resistida de la mano y muñeca en relación con el trabajo o deportes). Los procesos inflamatorios de las vainas de los tendones flexores de la mano en el contexto de una artritis reumatoide, artritis psoriásica, gota, condrocalcinosis, lupus eritematoso sistémico y otras enfermedades reumáticas suelen comprometer el nervio mediano. A veces ocurre la compresión a consecuencia de un hematoma tras la punción de una vena o arteria. Otras causas son los trastornos metabólicos y hormonales, incluidas la diabetes mellitus, la amiloidosis y el hipotiroidismo.

 

Síntomas y signos

La principal manifestación es el dolor acompañado de sensación de pinchazos, hormigueos, quemazón o sensaciones desagradables, además del acorchamiento de los tres primeros dedos de la mano. El dolor se intensifica de madrugada y en periodos en los que la muñeca permanece en flexión. Alivia al sacudir la mano con energía. Muchos enfermos experimentan periodos de mejoría y de empeoramiento sintomático en relación con aumento de peso o con la actividad manual repetitiva, siendo esto último particularmente frecuente en los trabajos anteriormente mencionados. Si el STC progresa se va produciendo una pérdida progresiva de la sensibilidad en el territorio del nervio mediano (figura 2) junto con pérdida de fuerza y dificultad para coger objetos pequeños entre el índice y el pulgar (cerillas, alfileres..). Los casos más avanzados cursan con atrofia de los músculos de la eminencia tenar, que pierde altura y presenta pliegues anormales (figura 3), pérdida de la sensibilidad de los tres primeros dedos con dificultad para conseguir la prensión de los objetos y con la subsiguiente caída de éstos.

 

 

Diagnóstico

Las manifestaciones clínicas son muy sugestivas del STC. El médico, además, realizará algunas maniobras que desencadenan en mayor grado la compresión del nervio y exacerban los síntomas. Una de ellas es la percusión directa del trayecto del nervio mediano a su paso bajo el túnel carpiano, lo que fue descrito por el neurólogo francés Jules Tinel. Otra es la maniobra de Phalen, en la que el dolor se intensifica al flexionar la muñeca manteniendo en contacto el dorso de las manos (figura 4 A y B).

Los análisis tienen interés para investigar algunos de los procesos que favorecen el desencadenamiento del STC como el hipotiroidismo, la diabetes, las enfermedades reumáticas inflamatorias crónicas etc. La confirmación del STC se realiza comprobando la pérdida de la capacidad de conducción de los impulsos motores y sensitivos a través del nervio mediano mediante pruebas neurofisiológicas, que incluyen electroneurograma y electromiograma. Este tipo de pruebas permite apreciar el grado de deterioro del nervio mediano y sólo tiene un 15% de falsos negativos (casos leves o muy leves de STC). En la actualidad, cada vez se emplea más la ecografía, técnica indolora (a diferencia de las técnicas neurofisiológicas, que son algo molestas para el paciente), de fácil acceso, económica y cómoda. La ecografía permite medir el área del túnel carpiano, el grosor del ligamento anular del carpo y del nervio mediano (figura 4 C).  

 

Tratamiento

La prevención del STC es prioritaria. Deben adoptarse medidas de higiene laboral que permitan reducir el estrés del nervio mediano en la muñeca. Los empleos sedentarios basados en tareas informáticas en las que el uso del ratón es constante, requieren una buena posición de la mano para el manejo de dicho dispositivo y evitar así algunos problemas como las tendinitis de flexores, extensores de la mano y también, como no, el STC (figura 5).

Los pacientes con grados leves o moderados de STC se benefician de medidas ortésicas (muñequeras para el reposo nocturno que permiten mantener la muñeca en una posición neutra). En los casos secundarios a diabetes, obesidad, hipotiroidismo y otras enfermedades metabólicas, el control de éstas se asocia a mejoría del STC. Ocurre lo mismo con todos los procesos que cursan con inflamación de los tendones flexores de la muñeca: al resolver la inflamación también mejora drásticamente, o incluso cede por completo, el compromiso del nervio mediano. La infiltración del túnel carpiano es una opción adecuada en STC leves o moderados, con una resolución superior al 75%. En los pacientes en los que el compromiso sea grave o muy grave y haya un gran engrosamiento del ligamento acular del carpo o un canal carpiano muy estrecho, suele ser necesaria la descompresión quirúgica (figura 6).

El STC es una causa frecuente de consulta en atención primaria y en las especialidades de reumatología y cirugía ortopédica-traumatología. Su detección y tratamiento precoces permiten evitar secuelas a largo plazo.

Recomienda
Expertos en Síndrome del túnel carpiano
Tenemos 76 preguntas y respuestas relacionadas con Síndrome del túnel carpiano
¿Tienes dudas de salud?

200 / 200

El número mínimo de carácteres para publicar són 15

Recuerda
  • Se breve y claro
  • Tu pregunta será anónima.
  • Contacta directamente con tu médico en caso de urgencia.